GRAN TRAIL ANETO POSETS 2016

GRAN TRAIL ANETO POSETS 2016
GRAN TRAIL ANETO POSETS 2016... este fin de semana en Benasque

miércoles, 27 de junio de 2012

ARISTA DE LOS TRES CONSEJEROS AL NÉOUVIELLE, 24 junio

Blanca de las nieves, en un largo en la parte inicial de la Arista de los Tres Consejeros


Arista de Los Tres Consejeros al Néouvielle (3.091m)

Enrique Lardiés, Miguel Ángel Campos, Blanca de las nieves y Jorge García-Dihinx

Domingo 24 de junio de 2012

El sábado Blanca trabajaba por la mañana y teníamos pensado viajar esa tarde a Cataluña a la Vall Ferrera con idea de acampar arriba esa tarde y hacernos el domingo el cresterío de la Pica de Estats. Pero mirando la ruta, vimos que teníamos casi 5 horas de coche desde Biescas! Demasiado tarde para llegar a tiempo de subir a acampar al Stany d’Estats. Habría que pensar en un plan más cercano.

En esto, Enrique nos llama y nos propone llevarnos a los dos a la Cresta de los Tres Consejeros del Neouviélle. Toma ya! Menudo plan!!
Pero… tendremos Blanca y yo nivel para ese cresta??

Miguel Ángel Campos (Mac) se apunta también a la cresta. Bien! Iremos 2 cordadas de dos!

El sábado por la tarde salimos desde Biescas Blanca y yo al encuentro de nuestros primeros de cordada, en Labuerda, pasado Aínsa.

Desde allí subimos los cuatro a cruzar el túnel de Bielsa y adentrarnos, a la altura del pueblo de Fabian, en las sinuosas carreteras que suben a la Reserva Natural de Néouviélle, llegando con la furgoneta de Enrique hasta el parking del lago Cap de Long (2.175m).


 Mapa 1:25.000 del IGN francés

Pasamos la tarde en la California de Enrique, comentando la jugada para el día siguiente

Mientras cenamos en la furgo voy recibiendo varios sms de mi cuñado, que nos pone al corriente de cómo España va ganando a Francia en cuartos de la Eurocopa. Estábamos ya casi dormidos los cuatro cuando llegó el último mensaje con el 2-0 de Xavi Alonso. Al día siguiente tocaría madrugar, pues esa cresta suele estar muy concurrida de franceses y si empiezas tarde te chupas todo el cuello de botella en los pasos complicados.
Bona nit!

 

Domingo 24 junio: A por la Arista de los Tres Consejeros...


Vista al amanecer desde la presa del Cap de Long

A las 5 AM arriba y a las 6 ya estábamos cruzando la presa del Cap de Long. Como bien dicen las guías, el comienzo de la senda es muy perdedora, con bifurcaciones que te hacen volver sobre tus pasos hasta que, ya con altura ganada, la senda principal se ve más clara. Una vez en altura, dejamos la senda que sube al Pas du Gat y seguimos la que sigue flanqueando bajo la cresta de Laquettes, rumbo al oeste, hacia la Brecha de Néouvielle (2.976m).


 Cruzando la presa del Cap de Long

 Vamos ganando altura sobre el lago Cap de Long

 La senda va ganando en claridad conforme cogemos altura, tras unos tramos confusos iniciales

Blanca y yo estrenábamos unas mochilas TrangoWorld de 40 litros para esquí de travesía y que probablemente nos llevaremos al trekking de Nepal.
Es el modelo Ski Tour 40 UU y de momento nos ha dado muy buen resultado.
Yo llevaba una azul (la de esta temporada) y Blanca la naranja de la temporada pasada.

Para llegar a la Brecha de Néouvielle, en estas fechas hay todavía un nevero que cada uno negociaríamos con distinto material. "Magic Mac" subió sin nada, con bastones y sus botas de escalada. Enrique y Blanca, con crampones de correas en sus zapatillas de montaña. Yo hice la peor combinación. Me subí las botrancas de alpinismo de los Alpes y los crampones semi-automáticos (además de zapatillas de monte para bajar y también gatos para la cresta). Al final, los cuatro subimos bien. El llevar o no crampones depende de lo dura que uno se encuentre la nieve. Nosotros los agradecimos, pero otros subieron con botas sin crampones.


Cruzando el nevero

La rimaya estaba bien. Nos quitamos los crampones para subir por la canal diagonal que sube a la brecha. Salvo un tramo inicial de flanqueo en terreno mojado, que había que recorrer con cuidado, el resto de la canal se subía en roca, por un lateral, sin mayores problemas.

Miguel Angel y Blanca, en el tramo mojado que estaba algo delicado

Llegamos a la Brecha de Néouvielle sobre las 8:25 AM. Francia nos acecha por los tres flancos. Un grupo de 4 franceses sube por nuestro nevero. Otro grupo baja de la cima del Pico de los Tres Consejeros, hacia nuestra Brecha. Y una cordada de 2 se acerca por la nieve por el lado norte, viniendo del refugio de le Glére.

No hay tiempo para fotos. Nos ponemos los pies de gato (todos menos Magic Mac), los arneses y rápido a la cresta, que hemos llegado los primeros!


 Aquí estoy asegurando a Miguel Angel desde la Brecha de Néouvielle.
Blanca me hizo esta foto.

 Enrique, en los primeros tramos de la cresta, equipado con su juego de fisureros y friends

 "Magic Mac", iniciando un nuevo largo por el filo

Magic Mac y yo subimos con cuerda doble, a largos de 30m, con la cuerda de 60m de 8,5mm plegada

Sale Miguel Angel y le voy asegurando yo. Como la roca es muy buena y no hay dificultades importantes en los primeros metros, alternamos largos de 30 metros (llevando cuerda de 60m en doble) con algunos tramos en ensamble. Enrique y Blanca salen detrás. Irán a largos de 60m.
Nos movemos rápidos. Con gatos esta cresta es una gozada. Roca excelente, ambiente algo aéreo pero sin asustar y una brisa que no te permite quitarte mucha ropa. Vamos por el filo, aunque alguna vez nos salimos a algún lateral por la izquierda (quizás allí nos pasaríamos algún paso reseñado, que no vimos).


 Enrique, en un paso lateral que hicimos por la izda.
Quizás la vía va por el filo y nos saltamos algún paso

 Miguel Angel, estudiando la vía

 Enrique inicia un nuevo largo mientras Blanca le asegura sentada para mayor estabilidad

Bella imagen de Enrique y la cuerda que va hasta Blanca de las nieves, asegurando al fondo.
Pincha en la foto para ampliarla

Blanca sentada, asegurando a Enrique, mira a un francés que pasa a su lado. Detrás, el patio.

No fue hasta mitad de cresta que vimos el primer paso interesante. Es un diedro de unos 4 metros, con fisuras para las manos y poco para los pies, pero que se salva bien con los gatos en adherencia en semi-oposición. La variante que hay, por su derecha, es el llamado Buzón, con un hueco enorme donde ponerse con las manos colgados a lo bavaresa, por afuera, por la derecha.


 "Magic Mac", salvando el paso de IV del diedro, en oposición, sin gatos.

Todos fuimos por el diedro, que tiene un pitón en su base y luego varios friends abandonados por otros escaladores que no los pudieron sacar. Para ser generosos, nos dejamos un Camalot Rojo a mitad de diedro que tampoco pudimos sacar (está ya super equipado el diedro con tanto material abandonado! Ja, ja).
Magic Mac lo supera con las botas de montaña, en semi-oposición. Con gatos es una delicia ese diedro (como el resto de la cresta). Lo catalogan de IV+, pero con gatos lo vi relativamente fácil. Además no está nada expuesto y subes sin miedo, siempre muy protegido.

 Enrique intenta meter un friend morado, que se salia.
Luego metimos el rojo, que no salió ni a tiros... allí se quedó. Oooohhhh...
(la foto colcoando el friend rojo, sólo en el álbum de Picasa)

 Vistas hacia el Ramoun y hacia nuestra aproximación desde la presa esa mañana

 Enrique, con el Campbieil y el Pic Long al fondo

 Miguel Ángel Campos, suspendido en la arista

 Enrique, paso lateral

 Blanca de las nieves

 Blanca, en una trepada fácil

 La cordada francesa nos pisaba los talones

Blanca hace pasos de ballet para llegar a la reunión. Pero qué arte mi niña.

La cresta sigue con pasos sencillos, de II, a veces flanqueando por la izquierda, otras por la derecha y otras por el filo... Todo vale.

El segundo y último paso importante es la famosa Proa de Barco. Un saliente que se debe rodear por la derecha, para luego entrar en diagonal a la izda y llegar a una pared o muro vertical, muy rugoso, con mucho salientes para pies y manos y que constituye una delicia para escalar. Hay continuos apoyos para pies y manos, pequeños pero suficientes. A pesar de la verticalidad, se sube bien. El problema está en que no se encuentran lugares donde meter empotradotes (ni figureros ni friends).


 Llegamos al paso de la Proa de Barco, que rodearemos por la dcha, para coger la placa de IV

 Magic Mac, en la parte inicial del rodeo de la Proa

 En la placa rugosa

 Saliendo de la placa airoso

 Blanca, ya entre cordadas de varios países, se acerca al paso de la Proa de Barco

Enrique busca dónde meter un empotrador mientras los franceses esperan mirando el espectáculo

Allí llegamos los cuatro, perseguidos por varias cordadas que nos estaban achuchando y se nos acercaban continuamente. Allí, en la base del paso, bajo la Proa de Barco, nos comentan con educación que nos dejan pasar delante, que esperarán su turno. Son majetes. Luego hablaríamos con ellos arriba un ratet e incluso nos los encontramos con unas cervezas en los chiringuitos del lago que hay al terminar la ruta.

Una vez superado ese muro rugoso, queda sólo un paseo sencillo, tras bajar a una horcada, hasta la cima del Néouvielle.

  Llegando a la cima del Néouvielle ya por terreno fácil

 Un grupo se baja, antes de la cima del Néouvielle, para ir a atacar directamente al Ramoun

 en la cima del Néouvielle nos esperaba un gran grupo de gente

Miguel Angel ya está mirando al Ramoun, su próximo objetivo ese día
Como material para esta entretenida cresta, bastaría un juego de figureros y friends medianos, algunas cintas cosidas, bagas y poco más. La longitud y grosor de la cuerda depende del gusto de cada uno. No hay que hacer ningún rápel, con lo que incluso cuerdas de 35 ó 40m podrían bastar. Eso a gusto de cada uno.

Una vez llegamos a la cima del Néouvielle, nos juntamos con un montón de gente. Nos quitamos los gatos y las cuerdas y decidimos a dónde seguir.


 Blanca de las nieves, Enrique y yo, en la cima del Néouvielle

 Blanca de las nieves, vamos hacia la Brecha de Barris, por la vía normal

Descenso directo hacia el Ramoun

Mac y Enrique quieren ir al Ramoun, para bajar luego por la cresta de Laquetes y evitar el descenso y subida posterior al Pas du gat.
Blanca y yo decidimos bajar por la normal y juntarnos con ellos en el coche. Se da mucho rodeo, pero ninguno sabemos cómo de complicada será la escalada del Ramoun por un lado y bajar luego por otro. Pensamos que les sacaríamos un buen rato, pero finalmente apenas llegamos media hora antes que estos machacas, que se hicieron otro tresmil más! Qué tíos!


 Blanca, volviendo por la senda junto al lago del Cap de Long

De vuelta en la presa, miramos nuestra arista a lo lejos

En total, anduvimos unas 10 horas de coche a coche. Pelín paliza para ser el primer día de montaña… sin esquís!

Muchas gracias Enrique por traernos a esta arista que tanto Blanca como yo desconocíamos.

Gracias a Magic Mac y a ti por llevarnos tan bien en la arista a Blanca y a mí, que íbamos de paquetes. Algún día iremos nosotros de primeros, pero de momento, os dejamos ese placer a vosotros, que ya lo hacéis muy requetebien.

Espero que sea la primera de muchas salidas.  Para ser la primera cresta de verano, Blanca y yo aún nos vimos bien.  Aún hay que mejorar, pero pinta bien esto de la roca de verano.

Hasta la próxima, que el verano sólo ha hecho que empezar!

Jorge

El resto de las fotos, las podéis ver pinchando aquí


jueves, 21 de junio de 2012

Fallece STEPHANE BROSSE en una arista del macizo del Mont Blanc

En esta imagen, Kilian Jornet va abriendo huella cerca de una arista seguido de Stephane Brosse


 
Fallece el esquiador de montaña Estephane Brosse en el Macizo del Mont Blanc, cuando progresaba por una arista junto a Kilian Jornet

Este pasado domingo 17 de junio falleció el esquiador francés, triple campeón del mundo de esquí de montaña, Stephane Brosse, a los 41 años de edad, en en macizo del MontBlanc, en la divisoria entre Francia y Suiza, en el secto de Argentiére.

Stephane Brosse y Kilian Jornet estaban realizando una ambiciosa Travesía del MontBlanc (Mont Blanc Crossing 2012), que era el primero de los proyectos de un programa ideado por Kilian llamado Summits of my Life. En este proyecto, Kilian da un paso arriba desde las carreras de montaña al alpinismo, intentando coronar sus cimas soñadas desde pequeño e iniciándose en la travesía del Mont Blanc en el 2012, a la que seguiría la ascensión al Elbrus y al Matterhorn en 2.013, al Aconcagua y Mc Kinley en 2.014 y al Everest en 2.015. En este proyecto Kikian pretende recorrer las grandes cordilleras del mundo intentando subir y bajar lo más rápido posible algunas de las montañas más espectaculares del planeta.

En este Mont Blanc Crossing, los dos esquiadores querían cubrir una compleja travesía, recorriendo las principales aristas del Macizo del MontBlanc, saliendo de Les Contamines en Francia y llegando, 2 días más tarde, a Champex, en Suiza.

Tras 2 semanas de nevadas y mal tiempo en los Alpes que obligaron a retrasar su salida, por fin, el sábado 16 de junio, Stéphane y Kilian salieron de madrugada (junto con Sebastian Montaz y Basien Fleury, que documentaban el proyecto esa primera jornada) desde Les Contamines (Francia), en dirección al Refugio des Conscrits, recorriendo en una sola jornada los filos de varias aristas, empezando por la de Les Dômes de Miage, que empalmaron con la arista de la Aguja de Bionnassay hasta el Dôme de Gouter y de allí, finalmente  por la arista de Bosses, a la cima del Mont Blanc. En su descenso hacia el lado de Argentiére, hicieron noche en el Refugio de Couvercle, a 2.687m, en la base del glaciar de Talèfre, cerca  del Glaciar de Leschaux, antes de su unión de éste con el Glaciar du Tacul donde entre ambos forman la Mer de Glace.

Kilian y Stephane, progresando hacia otra de las aristas de la travesía


En el segundo día, domingo 17, querían llegar a Champex, en Suiza.

Salieron a las 6 de la mañana del Refugio de Couvercle, esta vez sólos Kilian y Stephane. De alguna forma pasaron desde el sector de Leschaux-Talefre hacia el de Argentiére, salvando (no sé por dónde) la barrera orográfica formada por La Aiguille Verte, les Courtes, les Droites, etc. Quizás bajaran a la Mer de Glace para subir por el coll de Grand Montents.
El accidente ocurrió 5 horas después de la salida, estando ya ambos en el sector de Argentiére, sobre las 11 AM, a una altura de 3.900m.
Ambos recorrían una larga arista en el sector de Argentiére por la que querían llegar al corredor Barbey.  Por las noticias leídas, debían ir cresteando por la lado francés de la arista, teniendo el cortado hacia Suiza. Yendo quizás cerca del filo, el peso de Stephane hizo ceder la cornisa sobre la que progresaban, cayendo el esquiador unos 600m por la ladera contraria.
Killian (que en eso momento debía ir segundo, siguiendo la huella de Stephane) vio caer y desaparecer a su compañero ante sus ojos. Se quedó solo en el lugar, teniendo que solicitar ayuda para el rescate del helicóptero. Los servicios de rescate suizos tardaron menos de una hora en llegar, pero el esquiador fue encontrado fallecido.

Algunas fuentes hablan de una avalancha, pero ambos iban por el filo de una arista, sin nada por encima, lo cual hace improbable dicha hipótesis. Probablemente, el peso del esquiador y de la cornisa desprendida por él provocarían ambos en su caída una pequeña avalancha, pero parece que el accidente ocurrió por la ruptura de la cornisa sobre la que progresaban y por la caída posterior. Ambos esquiadores iban sin encordar.

Kilian abre huella en esta arista, con Stephane Brosse detrás, ambos muy cerca del filo.

Las fotos que adjunto son de los dos esquiadores, en sendas aristas fotografiadas esos días, similares a la que propició el accidente. No sabemos cómo de separados o alejados iban del filo o cómo era la cornisa en dicho tramo. A veces todos nos hemos acercado más de lo debido al filo de una arista nevada sin saber cómo de grande es la cornisa formada hacia el otro lado.
En este caso, ambos esquiadores irían quizás cerca del filo y pudieron estar progresando sobre el extraplomo de la cornisa formada por las nevadas y vientos de los días previos. Pero esto es sólo una teoría. No disponemos de más información.


Stephane Brosse junto a Mathéo Kacquemoud y Kilian, en la reciente Travesía de los Aravis


Es esta una gran pérdida para el esquí de montaña.

Stephane Brosse, francés de 41 años, marcó una época en el esquí de montaña en las últimas 2 décadas. Rompió todos los récords y era, cuando Kilian empezaba en este deporte, uno de sus ídolos a seguir. Un ídolo que se convirtió en su amigo en los últimos años.

Stephane Brosse, imagen de archivo

Ha sido tres veces campeón del mundo de esquí-alpinismo. Ha ganado la Patrulla de los Glaciares (con récord de tiempo en su día) y el trofeo Mezzalama, entre otras muchas competiciones. Ostentaba el récord de ascenso y descenso con esquís del Mont Blanc, con 5 horas, 15 min y 47 seg.


Kilian Jornet ha decidido no acudir a su próxima cita de competición, la Western States 100 de California. En su lugar, ha estado estos días con la familia de Brosse en Francia.

Tras variós días de tristeza y reflexión, Kilian ha decidido que continuará con su proyecto Summits of my life para dedicárselo a Stephane Brosse. En un último comunicado, Kilian escribe: "Después del dolor continuaré, por ti, para perseguir nuestros retos aún más fuertes. Adiós Steph".


 
En este trailer de la película Summits of my life, se ve a Kilian, juntoa Stephane y junto a su compañero de cordada de las últimas carreras juntos, Mathéo Kacquemoud, realizar algunas de las actividades que llenarán esta película que promete llegar este otoño.

Fotograma del trailer Summits of my life, en el que aparece Kilian en una arista junto a Stephane Brosse

 
Kilian ha publicado en su blog una carta de despedida titulada “Adios Steph” que a continuación copio y pego.

 

Adiós, Steph

Me acuerdo de aquel cuaderno donde estaba tu foto, delante de mis libros del instituto. Me acuerdo de buscarte con timidez para pedirte una foto de los grandes campeonatos. Me acuerdo de tus palabras, siempre amables, a jóvenes corredores como yo. Me acuerdo de tu facilidad para descender por toda clase de nieves. Me acuerdo de tu seguridad, de tu paso fácil en lo más difícil. Me acuerdo de tu sonrisa cuando estabas en la montaña.

Aprendí a tu lado a sentir más la montaña que la técnica. Aprendí a tu lado a vivir con entusiasmo nuestras pasiones, con esfuerzo pero también con amistad y compañerismo. Aprendí contigo que las victorias no son aquellas de los periódicos, sino las que nos dan nuestros ojos y las de nuestros seres queridos. Aprendí junto a ti el valor de la vida, de vivir para perseguir nuestros sueños.

Te conocí como “el jefe”, el mejor competidor de la historia del esquí de montaña. Tu participación era sinónimo de victoria. Te quería como aquel que, de forma desapercibida, amaba este deporte y transmitía sus conocimientos y valores a los jóvenes, por encima de brillar en soledad. Te quería por tu amor a la vida, a tus seres queridos y por tu sencillez y honestidad.

Estoy muy feliz de haber compartido estos momentos contigo, de haber conocido a una persona increíble por encima del gran campeón que eras.
Cuando salíamos a la montaña, me era imposible pensar que algo malo nos podía pasar. Tu paso seguro, distendido y fácil, inspiraba confianza y seguridad. A tu lado, todo era serenidad.

Eras demasiado fuerte para la montaña, Stéphane. Te vi bajar por pendientes imposibles a gran velocidad, saltar por cornisas enormes sin temblar, hacer grandes giros por nieves inesquiables... Como decía Messner: “La montaña no es ni justa ni injusta, es peligrosa”. Te has ido demasiado pronto, Stéphane.

Te fuiste como viviste, con una sonrisa, con amabilidad, sin hacer ruido, en lo más alto. Sin dolor, cayéndote como se cae un árbol, lentamente.

Adiós, Stef.

Estarás siempre en nuestros corazones.



Kilian, silueteado junto a Stephane Brosse, en su Travesía de los Aravis.
Una espectacular y vertiginosa travesía por afiladas aristas y palas de nieve empinadas que ambos recorrieron este pasado 8 de mayo junto a Mathéo Kacquemoud.
Fueron 6.500m des desnivel y 38 km, recorridos en 10 h y 30 min.

El vídeo lo podéis ver pinchando aquí


Qué gran pérdida.

En recuerdo de Stéphane Bross...

Stephane Brosse, en el centro, entrando vencedor en la Patrouille des Glaciers
Imagen de archivo