martes, 29 de marzo de 2016

ALTA RUTA LITEROLA-PORTILLON-ESTOS: Día 1 Literola-Perdiguero-Portillón de Ôo - Ref Estos, Jueves Santo 24/3/2016

Tras pasar por el primer tresmil, el Hito del Perdiguero (3.171m) seguimos hacia la cima del Perdiguero  (3.219m), tras sufrir los huracanados  vientos de su Espolón Este previo.


Alta Ruta Literola - Portillón - Estos

Día 1: Literola - Perdiguero - Portillón de Ôo - Refugio de Estós

9 horas y media
1.789 m de desnivel

Día a día, salida a salida, partido a partido, vamos tachando rutas de la lista de las pendientes para terminar el listado previsto del Tomo III de Rutas con Esquís Pirineo Aragonés de Prames.
Algunas de las que hacemos ya las recorrimos hace años, pero con malas fotos, o sin fotos digitales (entonces íbamos con carrete) o con mal tiempo.

Así que intentamos, en lo que queda de temporada, meter el mayor número de rutas para ese III tomo y, a ser posible, que tengan bonitas fotos.

Aprovechamos 3 días de esta Semana Santa para intentar varios bucles que nos permitan subir a varios picos pendientes de fotografiar e intentar algunas circulares.

En estos 3 días de Jueves Santo a Sábado conseguimos algunos de los objetivos, aunque no todos. Algún bucle se caerá de la lista y algún tresmil hemos visto que no entrará definitivamente (Gourgs Blancs). Este libro se titula "Rutas con Esquís" y no "Rutas con Cuerda", jaja.


Nuestra pequeña historia:

En este caso, salimos del Parking de la entrada del Valle de Literola (1.630m) donde encontramos sólo 30 minutos de porteo antes de enfilar el valle al oeste.




El valle de Literola se inicia muy suave en su ruta común hacia la Tuca de Dalliu, Fites de Perdigueret, Tuca Estibeta de Literola y Perdiguero. Vamos como en dirección al Perdigueret, afilado, al fondo. A su derecha, el blanco Perdiguero, nuestro objetivo del día.




Este palo en la nieve es un punto clave, especialmente a la vuelta, pues te guía para cruzar a la izquierda bajando en lugar de volver por la margen derecha del barranco. Si te quedas a la derecha bajando, luego es difícil cruzar.





Tanano, seguido de Champi, Marie Claude, Romo y Suko





Aunque se puede ir por encima del barranco como en verano, por la derecha, habitualmente con esquís se mete uno en en corazón del Barranco, bien tapado de nieve, como yendo al Perdigueret.




Cruzamos el llano del Ibonet de Literola, a 2.480m, en el fondo del Barranco de Literola. Al fondo se ve el lomo que tendremos que recorrer del Perdiguero,





Para el embudo final, es preferible escaquear por la izquierda, llegando sin problemas al Ibón Blanco de Literola.




Saliendo del Barranco de Literola. El viento formando por el efecto Venturi nos avisa de que nos va a acompañar gran parte del día...
No sabíamos lo que nos esperaba en el "Espolón del Viento" (además de Ordesa, este es otro sitio Pilti!)




A la entrada del Ibón Blanco de Literola (2.740m) vemos las diferentes rutas hacia el Perdiguero y la zona del Portillón. Una colección de tresmiles empieza en esta zona y se continúa durante muchos kilómetros.

Ninguna de las rutas al Perdiguero es "cómoda".
La más limpia, a mi parecer, es la que toma la Canal Este situada al sur del Collado Superior de Literola (desde el mismo collado queda oculta y mucha gente sube directamente trepando por una zona difícil y expuesta, que no nos gusta).

En este caso, para reseñar las 2 rutas más recomendables, subimos por una y bajaremos por la otra.
La subida por el Espolón del Viento o Espolón Este es la más frecuentada tanto en invierno como en verano, aunque es realmente ingrata. Está fuertemente castigada por los vientos y la progresión con esquís, entre tanta roca, no es nada cómoda.

El viento en esa zona suele ser fuerte y muy molesto, como lo fue en nuestro día. Pero había que subir por ahí para experimentar esa ruta.




Subiendo por el Espolón Este del Perdiguero, entre rocas, en la parte inicial, donde el viento todavía era soportable. No sabíamos lo que nos esperaba más arriba...




En la subida al Perdiguero vemos toda la entrada del Valle de Cregüeña y divisamos nuevas rutas para el libro. El acceso desde Cregüeña tiene fama de severo, pero... esa orientación oeste es ideal para rutas con esquís en primavera. Ummm...





Tananooooo.... vuelveeee.... te necesitoooo...

La frase del día en el momento más delicado.
He aquí la historia:

Estábamos a 3.000m, en la parte del Espolón del Perdiguero donde el viento era más violento. Con la iso 0º a 1.500m, los vientos del norte de 80 km/h creaban una sensación térmica de -20ºC, a pesar del sol.

En un momento dado me quité la mochila para ponerme rápidamente el plumas encima del gore y ponerme los guantes gordos, antes de seguir subiendo.
Grité varias veces a mis compañeros que hicieran lo mismo allí abajo, pues cuanto más subieran, más difícil sería.
No me entendían. Sólo les llegaban mis gritos ininteligibles... El viento no permitía oír nada.

En el momento de la foto, Alfredo, de rojo, ya había pasado a crampones.
El resto, abajo, hacía la doble transición de pasar de esquís a crampones y además ponerse ropa de abrigo. Tarea difícil con el viento huracanado y helador que soplaba.

En ese momento, Romo abre la mochila y el viento succiona del fondo de la mochila un guante y lo manda al vacío, volando...
Observo a lo lejos a Romo agachado, girando la cabeza y viendo cómo el guante se pierde en los cortados sobre la Collada de Ubago.
La moral le caía a los suelos, en medio de ese huracán helador...

Tanano, que ya se ha pertrechado, acude a ayudar al desmoralizado Romo en su transición a crampones y a ropa de más abrigo.
Al final de dicha transición, Romo se pone las manoplas, momento en el que Tanano va a ayudar a Marie Claude, que está sufriendo la experiencia más dura de su vida en montaña por frío y viento ( según relató luego).

En esto que, Marie Claude, ve cómo Romo se da como palmadas en el pecho con las manoplas, como desesperado.
¿pero qué hace??
Con esos "muñones" no podía abrocharse el clip de la cinta del pecho...

Con la moral, por los suelos y los dedos helados, no iba quitarse las manoplas.
Ese fue el momento de su grito desesperado:
"Tananoooooo.... vuelveeeee.... te necesitooooo...."

Mucho nos reímos esa noche en el refugio mientras Marie Claude nos relataba ese momento singular. (jaja) 



En la cota 3.100m el espolón desparece, la pendiente se suaviza y se pasa al lado sur, donde el viento amaina. Ufff... qué respiro, poder andar sin viento.




Pasamos el Hito del Perdiguero (3.171m), primer tresmil del día y seguimos, por terreno más suave y amable, hacia la cima principal del Perdiguero.




En este punto se podía ver nuestra rampa de escape bajando al Collado Superior de Literola. Esa rampa Este es mucho más sencilla como entrada y salida que la escalada directa que se efectúa desde el mismo collado, muy expuesta y difícil si con nieve o hielo. Poco recomendable.




Ya con pocos metros hacia la cima, el grupo se anima para los últimos metros a la cima del Perdiguero.




Vistas desde la cima del Perdiguero hacia la zona del Portillón de Ôo, un lugar donde el invierno persiste hasta mayo. Una nevera de nieve la mayor parte de los meses del año. Un paraíso de esquí de travesía en primavera avanzada.




Alfredo ve llegar a la cima a Tanano, Romo y los demás, que tras pasar por el Hito del Perdiguero, suben los últimos metros a la cima principal del Perdiguero.




Suko, Marie-Claude, Champi, Alfredo, Romo (Jorge G), Tanano y un servidor, en la cima del Perdiguero.





Iniciamos el descenso por la arista norte que baja al Collado Superior de Literola. Mirando la rampa de nieve que nos servirá como escaqueo, antes del delicado destrepe final al collado.




Panorámica de varias fotos en la que sale la arista norte que lleva al Collado de Literola y, a la derecha, el Espolón Este que acabamos de recorrer. Abajo, el Ibón Blanco de Literola y el Portal de Remuñe.




El descenso del Perdiguero por su lomo norte siempre exige atención debido a la fuerte exposición. En esta ocasión la nieve estaba blanda, pero es una zona castigada por los vientos y habitualmente con nieve dura. No se debe bajar la guardia en toda la travesía.




Alfredo, identificando la rampa de nieve que cae al Este y que utilizaremos como salida.




Marie Claude y Alfredo, en travesía lateral para alcanzar el lomo norte.





Descenso final por la arista norte, ya sin exposición a los cortados de la derecha sobre la zona del Portillon de Ôo.




Panorámica de 5 fotos verticales para coger todo el lomo norte del Perdiguero. La caída a la derecha es importante, delicada con nieve dura o hielo.
Alfredo y Marie Claude salen a la limpia rampa de nieve al Este.





Aunque la rampa es esquiable, el grupo decide seguir a pie el descenso hacia el Collado Superior de Literola. En la foto, Alfredo y Marie-Claude, destrepando




Tanano, con el piolet en posición de auto-detención (la punta mirando atrás), encima de Romo, que baja en un momento de racha de viento.





La nieve blanda permite bajar de cara a la pendiente, para rodear el muro e irnos a la izda al Collado Sup de Literola (3.051m).




Con esquís y algo de carrerilla se llega, sin apenas remar, al collado sup de Literola. El resto del grupo ha bajado demasiado y ahora sube hacia el Collado.




El grupo en el collado superior de Literola (3.051m). Desde esta perspectiva se aprecia cómo la trepada desde el mismo collado, para ir o volver del Perdiguero, es muy delicada, por mixto de roca y nieve (roca y hielo el año pasado).

El tema es que, una vez en el collado, si no te lo dicen, no ves la rampa Este que permite un acceso mucho más cómodo y menos peligroso. En los libros no está nombrada y suelen indicar subir directo desde el collado, lo cual es muy delicado y a veces imposible para muchos montañeros en los días de mixto de hielo y roca.



Tras comer algo en el collado, donde no soplaba ni la cuarta parte de lo que lo había hecho en el Espolón, iniciamos el descenso al lado francés para colocarnos  bajo la brecha del Portillón de Ôo.
En la foto, Romo se desquita de sus penurias y disfruta de esquí de primavera en la ladera oeste, ya a las 4 de la tarde... Día largo, el más largo de los 3 de la Alta Ruta.




Bonitas rampas de nieve primavera para ir hacia el pasdo del Portillón de Ôo, con el Pico de Portillón defendiéndolo.
Por supuesto, aunque lo hayamos escalado en verano, el pico del Portillón de Ôo, tan alpino, no entrará en el libro de "Rutas con Esquís", ya que es un pico de "Ruta con Cuerda", algo que queda fuera del ámbito de esta "guía de esquí".




Para mí, se acercaba uno de los momentos mágicos del día, el paso del Portillón de Ôo. Lo leí en el año 2.003 en el libro de las 150 de Pirineos en esquís de Enric Faura y Jordi Longás (Ed Desnivel), cuando sólo llevaba 4 años de esquí de travesía. Me quedé prendado de dicho paso y desde entonces quería cruzar a Estós (o desde Estós) por ese lugar, con esquís.

La arista completa del Seil de la Baque al Portillón de Ôo ya la habíamos hecho en verano. (donde nos dimos cuenta que sacar la cuerda implica ver cómo corre el reloj). Pero pasar en ambiente invernal era algo que tenía ganas de hacer hace ya 13 años...




Bajo la mirada del Seil de la Baque, el Gourgs Blancs, Gourdon y Spijoles.
Tanto tresmil en la nevera francesa del Portillón de Ôo...




Bajo el Paso del Portillón de Ôo...



Ponemos pieles para remontar los últimos metros al Portillón de Ôo





Mirando atrás, vemos el Lago del Portillón y al grupo de 3 esquiadores (2 chicos y una chica) que conoceríamos en Estós al día siguiente, tras dormir ellos esa noche en el Refugio del Portillón (ref sin guardar en estas fechas, pero que es casi como un hotel)




Llegando al Portillón de Ôo con esquís.

Hay que tener moral (y nivel) para subir al Pico del Portillón en invernal... Sólo reservado para super-alpinistas.




Quitamos pieles en el lado sur del Paso del Portillon, antes de la esquiada definitiva al Valle de Estós.




La bajada del Portillón es más tumbada de lo que parece en las fotos vistas de en frente. Por eso guarda nieve arriba hasta tan avanzada la temporada.
Alfredo y Tanano listos para bajar a Estós




Romo y Tanano con la brecha del Portillon de Ôo a sus espaldas.




Air Romo, primeras rampas del Portillón hacia Estós.




Romo, buscando la nieve primavera de la tarde bajando a Estós.




Con la idea de bajar acercándonos al refugio de Estós, elegimos el ramal derecho, para salvar la muralla central por la derecha y "dejarnos caer en diagonal" hacia Estós.

Pero es un error. Por la derecha hay cortados y no hay ninguna senda para enlazar con la ruta normal al Refugio. Lo negociamos como mejor pudimos, yendo campo a través hasta encontrar la PR que discurre al norte de la senda normal, paralela a ella, hasta el Refugio.

Es preferible rodear la muralla por la izquierda y bajar luego por la explanada (bosque arrasado por el enorme alud del año pasado, que destrozó la cabaña del Turmo) hasta llegar al llano de la Pleta del Turmo, donde enlazaremos con la ruta normal al refugio.





Foto hecha el año anterior, volviendo del refugio al coche.
Se  ve cómo el alud arrasó todo el bosque. He pintado la ruta recomendada, que discurre por la ladera de la izquierda bajando, en zona de árboles muy pequeñitos, lo que traduce que allí los árboles no duran mucho, pues suele ser una zona barrida por aludes cada año.




El año pasado, en la Cabaña del Turmo, arrasada por el alud.

He pintado las dos rutas factibles para rodear la muralla central. Elijas una u otra, tienes que morir al centro para tomar la ruta desde el Pleta del Turmo.
Es un error querer tirar hacia Estós desde arriba por encima de la muralla de roca gris, como hicimos nosotros, pues luego no hay paso evidente.




Tanano sonríe cuando por fin vemos aparecer el Refugio de Estós al fondo, recorriendo los úlimos metros del día de nuevo con esquís y pieles de foca.
Era el final de 9 horas y media de larga ruta. Un gran comienzo para 3 días de aventura.

Llegaríamos al refugio ya cerca de las 7 de la tarde, con tiempo justo para colocar todo y disfrutar de una cena que devoramos junto a las cervezas.




La luna llena de Jueves Santo acababa de salir, iluminando las laderas de Montidiego-Bardamina



Imagen en 3D de Google Earth con el track de nuestra ruta:

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=12746636


Mapa de Prames 1:25.000 con nuestra ruta.


Al día siguiente tenemos un plan demasiado ambicioso, especialmente porque la meteo prevista no es maravillosa y porque el total supera los 2.000m de desnivel.

Queremos subir al Pico de la Madera, volver a bajar al llano y cruzar por el Puerto de Clarabides hacia el lago de Pouchergues para volver por el Puerto de Gías.

 Veremos al final qué podemos hacer.

Continuará

Jorge García-Dihinx

5 comentarios:

  1. buufffff dia duro no??? makinas!!!

    ResponderEliminar
  2. Jorge, fantástico reportaje como siempre. Sólo un comemtario. La toponimia correcta es cabaña del TORMO ( aunque la canción popularizó el término Turmo, el nombre real es cabaña del Tormo.

    ResponderEliminar
  3. Jorge, fantástico reportaje como siempre. Sólo un comemtario. La toponimia correcta es cabaña del TORMO ( aunque la canción popularizó el término Turmo, el nombre real es cabaña del Tormo.

    ResponderEliminar
  4. Menudas curtidas que os marcáis, jejj. Fotografía excelente como siempre.

    ResponderEliminar
  5. Increibles vistas, y preciosos paisajes, seguramente algun dia yo pueda ir allí con mi pareja, es alucinante los sitios que vais, es como un libro de ciencia ficción.

    ResponderEliminar