domingo, 19 de abril de 2009

BUCLE PORTALET ESPELUNCIECHA ARROYERAS 19 ABRIL

Blanca, Sara y Donato, saliendo del corredor N de Espelunciecha

Un pequeño vídeo de la bajada de Arroyeras grabado por Donato, lo veréis pinchando en este link: http://www.youtube.com/watch?v=Gj2ybsZSStA

Bucle Portalet-Espelunciecha-Arroyeras

Domingo 19 Abril 2009



Donato Molina, Sara Batista, Blanca Vizcaíno y Jorge Gª-Dihinx



El recorrido:
Parking Portalet de Formigal - subida al Puerto de Canal Roya - Corredor Norte de Espelunciecha - descenso a Ibones de Anayet - Subida a Arroyeras - descenso por barrancode Culivillas a parking Anayet - subida a collado Garmet - descenso a parking Portalet.

Desnivel acumulado 1.350m. Salida 8 AM, vuelta 14 horas


La crónica:
La previsión meteorológica anunciaba cielos azules al amanecer con formación de nubosidad vertical tras el mediodía y posibilidad de tormentas. Riesgo de aludes limitado (2) al amanecer, subiendo a Notable (3) tras el mediodía.
Estaba claro, había que hacer algo temprano y con posibilidad de fácil escapatoria en caso de empeoramiento del tiempo. Ey! Este año aún no hemos pisado nuestra querida zona de los ibones de Anayet, no?? Pues allá que iremos.
A las 5AM ya suena el despertador. Pereza en mi cara. Sonrisa en la de Blanca, que tras 4 semanas sin ponerse los esquís, por fin se va a quitar hoy el mono. Bien!! En media hora estamos listos y salimos en mi Meriva a recoger a Donato para partir rumbo al Valle de Tena.
En Formigal nos espera Sara. El día ha amanecido limpio. Cielos azules y un Valle de Tena tan blanco que parece pleno invierno. Cuánta nieve hay este año…
A las 8 AM salimos con esquís puestos desde el parking nuevo de Formigal pegado al Portalet, rumbo al Puerto de Canal Roya. Hoy es el último día que abre la estación, pero como aún no hay nadie, se respira aire de montaña, de soledad, de pureza de luces y atmósfera limpia.
El grupo sube tranquilo y Blanca, que me ve, me aconseja que suba a mi aire. Así que me adelanto para subir al Espelunciecha por su izquierda y bajar esquiando por la norte a la base del corredor, donde me vuelvo a reunir con el grupo. Buenas sensaciones, nieve dura en la cara sur y polvo en la norte…
Iniciamos a pie las rampas de la canal norte de Espelunciecha. Abrir huella era agotador. Se hundía uno hasta la rodilla y casi no se notaba sensación de avance (sí de jadeo continuo). Una vez la huella hecha, los de detrás subían como por escaleritas, sin problemas. Menuda diferencia. Todos se ofrecen a turnarse para abrir huella, Donato, Sara y Blanca (menudo par de super-chicas hemos traído). Y es que si no, abriendo huella sólo uno, no terminaríamos nunca. Por fin salimos airosos del corredor y recorremos el lomo final al Espelunciecha. Son ya las 10 y 20 AM y ya se ven nubes formándose y entrando por la frontera. Nos aguantará el día??
Fuera pieles y primer rápido descenso al altiplano de los ibones de Anayet. Nieve entre polvo y dura, muy rápida y fácil de esquiar. Ummm, buenas sensaciones de “invierno”. En los ibones, volvemos a poner pieles y salimos camino del collado del Arroyeras. Todo está tan blanco… cuánta nieve hay. Si es que no ha parado de nevar…
En 45 min de foqueo non-stop ya estamos en la cima. Hemos subido a un buen ritmo. En la cima sopla el aire y hay que abrigarse. Las nubes que vienen de Francia tapan y destapan continuamente las vistas hacia Telera y Punta Escarra. Ambas lucen sus vestidos blancos de novia. El Pirineo es una tarta blanca… y ya estamos en la segunda quincena de Abril…
Descenso con nieve polvo. Quién lo iba a decir en estas fechas? Luego nieve primavera, rápida, en el barranco de Culivillas, que nos deja en las pistas de Formigal sin necesidad de remar. Qué bien se esquía con esta nieve!
Ya no estamos solos. Hemos llegado a territorio Comanche. Y es que, aunque no es un día de mucha afluencia de esquiadores, la magia y la soledad de la montaña invernal se pierde al llegar al dominio del hombre.
Pero aún queda un último esfuerzo, subir desde el Parking de Anayet al collado del Telesilla Garmet, para hacer la última bajada del día al parking del Portalet. Esa última subida nos hace mella, se nota es esfuerzo acumulado del día. Nos queda la última bajada, ya por pistas. Qué bien se esquía con esta nieve, tipo primavera. Así cualquiera, eh?
Tras 6 horas de bella actividad en este paisaje blanco volvemos al coche. Qué día más bueno hemos tenido, no se puede pedir más… Bueno sí, ¿qué tal ese delicioso bizcocho que anoche preparó Blanca con tanto amor? Ummm, qué bueno!
A nuestro alrededor las nubes siguen bailando pero el sol todavía brilla por todos lados. Y qué alto está el sol en Abril… Está claro que son días de actividades tempranas. Días de madrugar para disfrutar de buena nieve y luego aprovechar la tarde para actividades más estivales.
En resumen, un Big-Day. El grupo, como siempre, maravilloso. Mención especial si cabe para Donato, siempre un excelente compañero de montaña, con una ternura especial y un carácter positivo que nos contagia a todos. You’re the best, Donato.
Jorge




Nuestro recorrido, visto desde el aire

Bucles que hicimos al Espelunciecha, ofrecía tantas posibilidades


Nieve polvo recién caída, cielos limpios y nuestro querido Anayet



Desde la cima del Espelunciecha veo a mis compañeros, subiendo


Turnándonos para abrir huella en el corredor Norte de Espelunciecha



Rampas finales del corredor norte Espelunciecha



Blanca y Sara por el lomo final a la cima del Espelunciecha



Desde la cima de Espelunciecha vemos el recorrido al Arroyeras



Sara y Blanca, rodeadas de blanca nieve por todos lados


Donato, con la Partacua detrás, blanca como nunca


Blanca y Jorge en la cima de Arroyeras


Blanca, lista para el descenso desde la cima del Arroyeras


Pero cuánta luz hay ya en Abril...



Blanca desciende rápido las palas de nieve polvo


Blanca, feliz tras un Big-Day en la montaña

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada