lunes, 4 de octubre de 2010

Mallo Colorado (Riglos), 2 octubre

Blanca de las nieves, en el último largo del día, una bonita placa vertical

Mallo Colorado (V+), Riglos

Sábado 2 octubre 2010


Miguel Angel Campos, Blanca de las nieves y Jorge García-Dihinx


La mejor vía de escalada es la que se hace con buena compañía

Repetimos el trío del Pêne Sarriére de este pasado agosto en una vía fácil en Riglos al Mallo Colorado (máximo una panza de V+).
Elegimos para este sábado una buena combinación de estudiar, correr y escalar. Tras 70 min de trote por el monte descubrimos que nos encanta correr, subir y sobretodo bajar. Muy lejos del nivel de Kilian Jornet pero gozamos igual. Somos libres, bajamos riendo...
Luego nos aproximamos a esta vía, de 3 largos. Miguel Angel nos sube en "V" a Blanca y a mí con dos cuerdas dobles. Trepamos al sol de este veranillo de San Miguel, con calorcito, en Octubre. Cazos, panzas, brisa, risas, amigos en la montaña disfrutando como niños.
Un rápel para bajar y vuelta a por las mochilas y al coche. Nos ha encantado esta combinación de correr y escalar.
Queremos más Miguel Angel! Muchas gracias (de nuevo) por traernos y llevarnos tan bien en la pared!

Blanca, tirando de brazos y piernas con rabia

Mordiéndose el labio buscando el mejor paso


Concentrada en la vía. Nada más importa. La vía está ahí, para nosotros solos.


Primera reunión


Miguel Angel nos volvió a llevar de maravilla en esta sencilla vía


Blanca. Un diminuto escalador está llegando al lóbulo de su oreja, mientras saca magnesio de la bolsa


Miguel Angel en el último largo


Últimos metros para Miguel Angel


Blanca, esperando en la reunión antes del último largo


Vertical y muy estético este último largo. Blanca, elegante.



Silueteada contra el cielo de la tarde





Fotografiada desde arriba y desde abajo. Menudo reportaje Blanquita!


Miguel Angel inicia el rápel, portando ambas cuerdas para protegerlas del viento en la 1ª parte



Bajo el incomparagle marco de los Mallos de Riglos


Jorge, Blanca y Miguel Angel, de vuelta al coche. Detrás nuestro, el Mallo Colorado, aislado del resto

Para ver el resto de las fotos, podéis pinchar aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada