sábado, 3 de marzo de 2012

SANCHACOLLONS, desde La Sarra. Sallent. 25 feb



En las rampas superiores del Sanchacollons. Al fondo el macizo de Argualas

 
Sanchacollons (2.695m), desde La Sarra. Sallent de Gállego.
Valle de Tena

Sábado 25 feb

Champi, Marie-Claude, Donato, Lucy, Fer, Lara, Javi, Enrique, D Latre, P Alvero, Blanca de las nieves y Jorge García-Dihinx

Un montón de gente nos hemos juntado finalmente para volver a subir a este clásico del Valle de Tena. Clásico para nosotros y desconocido para muchos. Una paradoja de montaña, cuyos secretos nosotros no descubrimos hasta hace un año.
Este esbelto monte, con una inmensa pala sur, preside el Valle de Tena hacia el sur y hace de barrera al norte al circo de Respomuso. A pesar de esta posición central, de atalaya del Valle, es un monte poco visitado.

Mirándolo desde la carretera cuando pasamos al lado de Sallent, su aproximación parece larga, con una pista oculta en el bosque. Además, sus murallas de arriba sur suelen estar secas, sin nieve, aparentando no tener apenas nieve para esquiar. Pero la tiene, escondida y bien resguardada en sus valles suspendidos.
De hecho, este día que subimos, la nieve no parecía que estuviera antes de los 2.000m y sin embargo sólo porteamos 30 minutos.

¿Qué secretos tiene buenos esta montaña?
Pues bien, de entrada, al rato de empezar la pista, dos mojones a la izquierda marcan el inicio de la senda que va cortando la pista por el bosque y que permite ganar desnivel muy rápidamente. Este sábado, calzábamos esquís a la media hora de empezar a andar (no está mal para una orientación sur). Desde unos 1.700m o menos, foqueábamos en prados con vegetación, cortando la pista que zigzaguea hacia arriba. Basta seguir los mojones de verano para saberse en la buena ruta.

Se sale del bosque y se sigue subiendo por zona despejada, yendo a buscar la pista en un tramo que gira a la izquierda y enfila una larga travesía a la izquierda bajo una muralla seca. Es el tramo peor innivado. Aun con todo, la horizontal pista suele guardar nieve hasta más tarde que las murallas que le rodean. Nieve que desde abajo no se ve, claro. L La pista sigue ese tramo largo a la izquierda y termina por rodear un espolón de la montaña, metiéndose en umbría a la altura de un dique de contención de aludes. Allí en la sombra, la nieve aguanta mucho y casi siempre permite seguir por allí con esquís.
Llegamos foqueando por esa zona umbría hasta donde se avista el Chalet de Ibonciecho. Dejamos la pista y giramos a la derecha por unas lomas para entrar en ese vallecito suspendido (y oculto desde la carretera) que se llama La Cubetilla.
Ese recorrido por fondo de valle es del todo natural y lleva, si no giramos al norte, hacia el collado del Puiracol, paso natural a la vertiente de Pondiellos.
Nosotros giramos siguiendo el valle principal, que va girando suavemente a la izquierda (norte) para recorrer esas amplias palas de orientación sur que llevan al collado de la Cubetilla, situado al Este de nuestro pico.  Esas amplias palas guardan la nieve de esa inmensa vaguada orientada al sol y habitualmente con nieve estable.

La primera vez que lo subimos, en enero de 2011, fuimos directos al collado final, que asoma a Respomuso, para luego crestear con crampones a la cima. Sin embargo, hace un mes, en compañía de Enrique y Alfredo, investigamos la posibilidad de seguir foqueando por la cara SE, dándole la vuelta a la izquierda y entrando en el lomo SW final como colgados del vacío. Era una ruta interesante, aunque el foqueo se hace en pendientes fuertes y hay que hacerlo sólo si la nieve está estable y si no hay hielo o nieve muy dura. No permite resbalar.

Esta vez, con nieve primavera, lo volvemos a intentar. Bueno, no todos. El grupo de atrás se decanta por la vía al collado. La parte delantera del grupo nos atrevemos con esa travesía horizontal, guardando la distancia de seguridad entre los miembros del grupo al recorrerla. Trazamos de derecha a izquierda (al oeste), rodeando la “cara” de la montaña, como yendo de su mejilla izquierda a su pómulo derecho, pasando por su nariz, siguiendo luego a las cejas y coronando su frente.
Esta opción nos permitió llegar a la misma cima con esquís puestos, sin necesidad de usar ni cuchillas ni crampones. Qué bien!

Tras un ratín en la cima, Blanca y yo, acompañados por Latre y Pedro Alvero, iniciamos a la 1 de la tarde el descenso. Lo hacemos con esquís puestos desde arriba. Blanca entra a trabajar en un ratet y no podemos demorarnos.
El descenso es franco, con nieve primavera arriba y, conforme bajamos, algo más lenta y pastosa. El calor de hoy sábado nos ha sorprendido a todos. Suerte el haber madrugado.
Bajamos esquiando por las vaguadas sur y SW de la amplia Cubetilla hasta estar bajo el chalet de Ibonciecho. Luego seguimos por la pista, descalzando finalmente esquís a unos 1.700m, cerca de donde yo descalcé la tarde del día anterior.
Aún nos da tiempo de tomarnos un buen bocata de bacon-queso en Sallent antes de entrar al trabajo.

Qué gran mañana de sábado! Menuda racha de días de esquí seguidos.
Bueno, mañana domingo tocará trabajar. Calatayud espera. Pero a Biescas, volveré pronto.
Hasta la semana que viene.
Jorge

NOTA: Esta excursión la hicimos el sábado 25 de febrero. Es decir hace ya una semana. Hoy sábado 3 de marzo hemos estado traveseando entre Panticosa y Sallent y hemos comprobado toda la nieve que se ha ido. La ruta al Sanchacollons ha perdido mucha nieve en esta semana de sol tan castigador. Toca irse a la vertiente francesa para encontrar nieve. Es lo que hay...


Ahí van unas fotos del día


Mapa 1:25.000 del IGN

 El Sanchacollons, fotografiado la tarde anterior desde el Puiarcol

 Enrique y Blanca, en la senda del bosque

Al fondo, Formigal


Subiendo por el vallecito de la Cubetilla

 Rampas empinándose en la Cubetilla
Nos separamos para guardar la distancia de seguridad entre esquiadores

 Enrique en la travesía horizontal a rodear "la cara" del Sanchacollons

 Enrique Lardiés, en el paso por la "nariz" del Sanchacollons.
Justo detrás de él, al fondo, el valle de las Albas, por el que bajaríamos una semana más tarde a Sallent, en travesía desde Panticosa

Empinadas rampas finales. Pedro Albero y David Latre. Detrás progresa Blanca

 Champi, Pedro y Latre llegando a la cima

 Blanca mira la cima que se acerca y aprieta el paso.
Al fondo los prados de Sallent, ya sin nieve

 Blanca de las nieves, con el Puiarcol detrás


Pedro, Blanca y Marie Claude, en la cima

 Panorámica desde la cima hacia el circo de Respomuso

 Blanca de las Nieves, esquiando por la nieve primavera de la Cubetilla

 Blanca, en un tramo de la pista sin nieve, volviendo a Sallent. Delanta van David Latre y Pedro Albero


Y colorín colorado, esta excursión se ha terminado


4 comentarios:

  1. holaaa

    desconocia totalmente esta montaña, sera cuestion de acercarse este verano.
    La nieve fatal, no??

    v'sss

    ResponderEliminar
  2. http://mo-dos.blogspot.com.es/2011/04/pico-de-la-forqueta.html
    Lo hizo el año pasado MO-DOS

    ResponderEliminar
  3. me gusta subir las montanas siempre estoy buscando las montanas mas famosas del mundo .Gracias por este blog excursiones en estambul

    ResponderEliminar
  4. Los mejores celulares replikas! En iyi marka ve modellerde replika telefon en iyi replika telefon her yerden alınmaz.
    seçiminizi replika telefonlardikkatli
    verebiliriz replika samsung s4
    işte hepsi bukada.replika samsung s5
    replika saat
    guia de estambul
    estambul tours

    replika telefon

    ResponderEliminar