viernes, 8 de marzo de 2013

FORATULAS por la tarde, 1 marzo (Balneario Panticosa)

Foto del recorrido, sacada desde el Garmo Negro hace 2 temporadas.
En rojo la subida, con el paso horizontal expuesto a aludes en días de riesgo.
En azul el descenso por el bosque del Foratulas, marcado en las ramas de los árboles para no perderse

Forátulas por la tarde, Balneario de Panticosa

Sendero Límite (Julio Benedé y Carlos Budria) y yo

Viernes 1 de marzo

Este fin de semana del 2-3 de marzo tocaba buen tiempo, pero nos tocaba trabajar. Así que, antes de encerrarme en el hospital y, sabiendo que la tarde del viernes el tiempo mejoraría, quedo esa mañana con Julio y Budri en el Refugio de  Casa de Piedra del Balneario de Panticosa.

La mañana es gris, la gota fría está dando los últimos coletazos  de nevadas al Levante y Cataluña, pero se irá retirando de Aragón tras el mediodía. Aprovechamos la mañana gris y ventosa para explorar la posible ruta ideal al Refugio de Bachimaña con esquís, ahora que hay tanta nieve.

Mi propuesta de los lagos de Lumiacha es la primera a explorar, pero vemos que no es un terreno cómodo ni seguro. La mejor opción creemos que es otra,  salir por la GR de Brazatos y, desde el primer paraludes, subir por las palas a la izda del bosque, hasta llegar a la muralla de roca (marca) donde se gira a la izda trazando una diagonal para llegar al llano donde está el tubo del acueducto (Pinchar sobre foto de aquí debajo)




Tras pasar bajo el acueducto del tubo, entramos en un pequeño y precioso bosque y luego nos dejamos caer (con pieles) en suave diagonal, hasta llegar al puente que cruza el río Caldarés a la izquirda, para entrar en el Llano de Bozuelo.
Allí podemos seguir por la dcha, flanqueando con el río debajo, o bien subir la pala de la izda. Luego el tramo sigue la ruta de la senda GR de verano, hasta la base de la Cuesta del Fraile, que tras subirse nos deja girar a la derecha para alcanzar el Refugio de los Ibones de Bachimaña.

Volvemos por dicho recorrido de vuelta a la Casa de Piedra del Balenario de Panticosa, donde pararemos a comer algo.
A las 3 de la tarde ya sale el sol, viene bueno!! Vamos!!
Así que nos subimos los 950m de desnivel que hay hacia el Forátulas. Subimos por la ruta normal inicial al Brazato, cruzando el río un poco antes de donde el valle se suaviza y girando entonces a la derecha, sin ganar altura en suave media ladera, hasta entrar en una amplia comba  a la izda que subimos con zetas, como yendo a la muralla. Antes, volveremos a girar a la derecha, en suave media ladera, entrando en los árboles y asomándonos pronto al paso horizontal, que hacemos siempre con protocolo de separación.
Es un flanqueo en suave descenso, que se debe cruzar rápido. Si volviéramos por el mismo recorrido, habría que liberar la talonera y remontar esos pocos metros  de diagonal.

Tras el paso horizontal-diagonal, giramos a la izda para entrar en "La nevera del Forátulas", una gran cuenca que ve poco el sol en invierno y donde las temperaturas son muy bajas. Se remonta de abajo arriba y, donde parece que no hay salida, se sale por la izquierda , por un hombro que recibe el sol.

El hombro nos deja en el altiplano superior de los Forátulas, donde giramos a la derecha, rumbo al sur, hacia la V que separa los dos Foratulas. Se puede subir indistintamente a uno o al otro (o a los dos). Sus palas finales están muy venteadas, con mucha roca aflorando.
Las vistas a las 5 de la tarde desde ese mirador son espectaculares...

Bajamos esquiando a la nevera del Forátulas y luego seguimos por el descenso directo del bosque, en lugar de trazar la diagonal ascendente.
Es un descenso marcado (discos rojos). Muy recomendable para los que quieran iniciarse en el esquí de bosque.
La parte alta inicial tiene grandes claros. Luego va cerrándose un poco y hace más exigente el esquí de giro corto. Estos días, los de Sendero Límite lo han bajado varias veces, con lo que hay huellas de sobra para no perderse.

Terminamos esquiando por las escaleras de Casa Belio (Balneario de Panticosa) a las 6 de la tarde, todavía con sol en las cumbres. Cómo alarga el día...

El Balneario tiene condiciones ideales en todas sus vertientes y si acudes disfrurarás de la hospitalidad de los guardas de los refugios de Casa de Piedra (con red Wi-Fi gratis en el refugio) y del Refugio de los Ibones de Bachimaña.

Hasta la próxima chicos!

Jorge García-Dihinx


 Budri y Julio, saliendo del Balneario de Panticosa. Paquetón...


 Bosque inicial a buscar la GR de Brazatos


 Tras cruzar el río y trazar media ladera a la derecha, aparece a la izda esta comba, que remontaremos, saliendo luego por la derecha de la foto, arriba


 Nos separamos en el paso horizontal


 Terminado el paso horizontal, se entra a la izda en la nevara del Forátulas


 Budri entrando en la nevera del Forátulas.
Se sale por la parte alta, a la izda, donde da el sol, por un hombro escondido


 Saliendo de la nevera por el hombro al sol.
Budri, al lado del árbol muerto, refrencia para la vuelta


 En la V del altiplano superior, con las dos cumbres del Forátulas a la vista.
Parece luz de la mañana, pero es luz de la tarde...
Como hace frío, la nieve sigue polvo fresca. Es el último día de frío antes del finde


 Vistas hacia el Embalse de Brazatos y Bacías-Batanes con luces de tarde


 Panorámica desde Labaza-Batanes hasta el Tablato, pasando por Bacías-Brazato


 Últimos metros a pie a la cima oriental


 Vistas hacia Baldairan-Catieras-Piniecho


 Vistas al SW, con las luces de la tarde sobre la zona de Búbal-Piedrafita (Valle de Tena)


 Panorámica de 2 fotos, con el Forátulas occidental en frente, en la sombra


 Volviendo a entrar en la nevera del Forátulas, en el hombro al sol donde este árbol muerto muestra un disco rojo que te confirma que vas por el buen camino


 Budri y Julio en uno de los claros de la parte alta del descenso del bosque del Forátulas


 Discos rojos marcando el descenso por el bosque del Forátulas


El reloj de Casa Belio marca las 6 de la tarde cuando regresamos al Balneario de Panticosa.
Las escaleras están copletamente cubiertas de nieve.

Gracias a Sendero Límite por llevarnos por este reino de los Forátulas tantas veces.
Siempre es un acierto ir allí, incluso con tiempo incierto.

Hasta la próxima!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada