lunes, 1 de abril de 2013

FENIAS, corredor W. Lanuza-Sallent de Gállego, 25 marzo

Chelis (guarda del confortable Refugio de Bujaruelo) dibuja su huella al lado de la mía en las laderas oestes de Feniás

Feniás, corredor W. Lanuza-Sallent de Gállego (Valle de Tena)
 
Chelis Gómez, Javi Yera y Jorge Gª-Dihinx
Desnivel: 1.500m desde pista Lanuza, a 1.300m
 
25 marzo 2013
 
El Pico Feniás, de 2.800m, satélite del macizo de Argualas, es accesible desde el Balneario de Panticosa hasta bien entrada la primavera. Pero su orientación Este por dicha vertiente exige madrugar y sus rampas verticales son avalanchosas con riesgo 3.
Desde Lanuza, sin embargo, las laderas oestes suelen estar venteadas, con nieve prensada y sin placas. Pero a causa de esta orientación, tan castigada por los vientos dominantes del oeste, no todos los años tiene nieve y muchas veces se ven peladas sus laderas.
 
Este año tan generoso en nieve puede salirse con esquís desde la pista que sale al extremo sur de Lanuza, teniendo que portear a día de hoy sólo unos minutos.
 
Una vez foqueados los primeros 500m por pista, podemos separarnos y seguir subiendo por las laderas oestes subiéndonos al lomo que nos llevará luego a un llano a unos 2.150m. Luego se traza un largo flanqueo yendo a buscar un colladito a unos 2.470m, desde el que descendemos un poco a una cubeta. Desde al fondo de la cubeta seguimos subiendo por laderas SW, más empinadas, que nos dejan en la base del corredor final, que con nieve polvo en esta ocasión, pudimos subir con esquís casi hasta arriba.
 
La oriención W, en sombra por las mañanas, suele obligar a subir con cuchillas casi toda la ruta. Pero esta vez subimos con 10cm de nieve polvo que nos permitió un cómodo foqueo y luego una gran esquiada.
 
En primavera la orientación es clave, siendo las laderas oestes las que más tiempo conservan buena calidad. La bajada del Feniás a Lanuza suele ser memorable, pues esquías casi los 1.500m desde la cima hasta casi el coche.
Los últimos km se recorren por pista. La nieve estaba rapidísima en la pista (muy dura) y se cogía una velocidad de miedo. Muy divertida esa parte, de vértigo.

Madrugar viene bien en primavera, aunque aquí la orientación W no lo exija tanto. Con nieve, uno de los mejores descensos del Valle de Tena.
 
Gracias a Chelis crack y al estiloso Javi Yera por vuestra compañía!

Nos vemos en la próxima ventana de sol... que no hay tantas!
 
Jorge
 
Ahí van unas fotos del día

 
 Vista del recorrido, desde el Tarmañones
 
 
 Vista de la cima desde la loma Feniás subida desde el Balneario hace unos años
 
 
 Subiendo por la pista desde Lanuza
 
 
 Al fondo, la Partacua
 
 
 Contraluces hacia la Ripera, Escuelas, Verde, etc...
 
 
 Contraluces en las laderas oestes
 
 
 Las nubes amenazan cerrarnos la visibilidad
 
 
 Flanqueo rumbo al collado, paso clave
 
 
 Descenso desde el colladito hacia la cubeta de Feniás. Chelis.
 
 
 Anduvimos un rato inmersos en la niebla, sin apenas ver nada...
 
 
 Pero llegando a la base de la canal final, se abrió!
 
 
 Abajo el mar de nubes por el que tuvimos que transitar durante media hora, sin apenas ver nada
 
 
 Javi Yera, últimos metros a pie
 
 
 Chelis y Javi en la cima del Feniás
 
 
 Chelis estrena la nieve polvo
 
 
 Giros
 
 
 y má giros...
 
 
 Y Javi Yera la sigue los pasos
 
 
 pow...
 
 
 En esta foto se ve toda la huella de descenso desde la misma cima
 
 
 Chelis gozándolo
 
 
 Javi Yera, estilo personal de telemark
 
 
 Conduce con agresividad
 
 
 Remomtamos en escalera al colladito, para volver por el flanqueo
 
 
 Yera remonta más alto, con una diagonal y se lanza desde una cota superior
 
 
 Vista hacia lo que queda de nuestro descenso.
Iremos como trazando rumbo a Búbal, sin bajar demasiado
 
 
 Chelis dibja huella sobre mi huella. Carving a gusto.
 
 
 Sabocos-Panticosa Los Lagos, más blancos que nunca...
 
 
 Chelis, con el Valle de Tena a sus pies
 
 
 Yera. Abajo se ve la pista por la que bajaremos
 
 
 Yera, inconfundible...
 
 
 Una ventana hacia el Valle de Tena.
Luces de primavera
 
 
 Vistas hacia la Partacua
 
 
 La pista eran tan vertiginosa que bajamos esquiándola sin hacer ninguna foto.
Aquí el paseo final al coche
 
 
Para terminar, nada como una cerveza y unas tapas en el bar Gouda, en Biescas, con nuetro amigo Ricardo, que nos hizo esta foto!
 
El resto de las fotos, pinchando aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada