miércoles, 12 de junio de 2019

Carrera Peña Canciás 27 K... cada año más rápido! Fiscal 9 jun 2019

 Llegando bajo el muro de la cadena, donde Ramón Ferrer "Monrasin" suele situarse cada año
Buenas sensaciones este año en este punto, una vez pasado el ecuador de la ruta

Carrera Peña Canciás 27K... cada año más rápido!

Fiscal, 9 junio 2019

Distancia: 27 km
Desnivel: 1.600m
Horario: 3 h 14 min
El track: https://es.wikiloc.com/rutas-carrera-por-montana/carrera-pena-cancias-fiscal-37481451

Vamos cumpliendo años; uno cada año. Sin embargo, en estos tres años he conseguido, año tras año, rebajar el tiempo del año anterior.
El año pasado fue fácil, pues tenía de referencia del tiempo de la pájara de mi primera participación. Este año, sin embargo, me conformaba con mantener mi tiempo del 2018. En el 2018 llovió mucho y, aunque el barro hacía que bajáramos con más prudencia, el fresco a mí me hace rendir mejor y sé que hice una carrera muy buena. Me dejé la piel.
Con el ambiente más cálido de este año no esperaba mejorar el tiempo del año pasado. Pero sí que lo mejoré y vaya que si lo hice.
Lo pude recortar en casi 6 minutos! Y yo que subía asfixiado, pensando que iba "flojo"... Lo que ocurría es que iba demasiado rápido. Al menos, el crono así lo reflejó en carrera.
Al final, 11º puesto absoluto.
Los años pasan... pero la juventud se resiste a marcharse, de momento (...).




Aquí sólo puedo comentar la carrera que yo hice. No puedo comentar la carrera en general, de los otros participantes, porque ellos iban bien delante o bien detrás. Sólo puedo comentar mis sensaciones, para el que quiera leerlas, sin aburrirse demasiado.

Para conocer mejor cómo se desarrollaron las diferentes carreras, podéis leer la habitual crónica de nuestro querido Miguel Ferrer, alias "Monrasin", en su magnífico blog Corriendo por la Sierra.



 Junto a mi compañero Ángel Moraga (https://casteret.es/) que este año fue el fotógrafo en salida y meta
#graciasporlasfotosmoraga

Pues señor García-"Dinnix"... no le vemos en la lista de inscritos... ¿Está seguro de que realizó el pago de la inscripción?
Pues sí, señor Parra... ¿Pero lo ha mirado bien? Mire que es un apellido bien raro... ¿No será que lo escribirían mal?
Que le prometo que me inscribí...
Pregunten a Moraga, que el les confirmará...
Pero... ¿me dejarán correr, verdad que sí?
Mírelo bien... se escribe D I H I N X... así sí?
Ufff... memos mal


Mi humilde crónica de la carrera:

Esa mañana me levantaba 3 horas antes de la carrera y me metía sigilosamente en la cocina, sin hacer ruido, para hacerme, en una sartén con un poco de aceite de coco, una tortilla con 2 huevos, jamón y queso, junto con mi taza de café con leche...
Pero Tuca y Kilian saben que, cuando uno se levanta pronto, a veces, es para llevarles a correr la 10K de Chimillas con el fresco de la mañana, así que pronto asomaban por la puerta.

Esta vez no me los podía llevar conmigo (una de las pegas de las carreras "con dorsal"), así que, tras desayunar sin hacer demasiado ruido, me visto "de paisano", con vaqueros y ropa "normal", como si fuera a trabajar. Si me ven ponerme las mallas de correr y las zapatillas se habrían muerto de pena al verme salir sin llevármelos (lo mismo cuando me voy a esquiar sin ellos... que me voy vestido "de paisano" para que no se queden tristes. Les chifla irse al monte con nosotros).

En el viaje en coche a Fiscal me como una manzana, tomo una pizca de sal y voy bebiendo agua de vez en cuando.

Llego a Fiscal a las 8:15 AM, 45 min antes de la salida. Recojo mi dorsal y saludo a algunos amigos antes de cambiarme y prepararme para la salida. Ha llovido por la mañana, pero parece que se está despejando. La prueba será seca e irá despejando, pero las nubes de la primera mitad nos vendrán bien para refrescarnos.
Antes de ir a la salida, una imprescindible última visita al baño, que parar a "eso" en carrera rompe mucho el ritmo.

Me acerco a la salida y troto unos minutos por las calles de Fiscal, para no salir demasiado agarrotado y poder coger ritmo en el 1º km de "estiramiento del pelotón".

Me pongo bajo la pancarta de salida. Son las 8:57 AM y sólo quedan 3 min. Somos unos 80 corredores para la prueba larga de 27K. Muchos de los buenos han decidido correr la corta (11K).

Salida en Fiscal (altitud 760 m)

Se da la salida y corremos los primeros 800 m por las calles de Fiscal, en terreno horizontal, para estirar el pelotón. Como he calentado, puedo salir a un ritmo algo alegre y, durante ese primer kilómetro, puedo disfrutar la sensación de ir el primero de la carrera. Serán los únicos minutos en este puesto de honor.
No tener nadie delante y escuchar decenas de pisadas detrás de ti es una sensación especial, poco frecuente, para disfrutarla, aunque fueran sólo los tres primero minutos de la carrera.


 Ahí voy, a los 700m de la salida, todavía en primera posición. Pronto me dejaría pasar por el pelotón de cabeza, para colocarme detrás de los 10 primeros
#graciasporlafotomoraga

Tras esos primeros 3 minutos (800 m), giramos a la izquierda para entrar en un prado donde empieza la pendiente. Poco a poco, voy rebajando el ritmo y se me ponen a la par los primeros. En la primera rampa ya me han pasado 3 o 4 corredores. Paso junto a la cámara de Ángel Moraga con el ganador, Iñaki Korta, pisándome los talones.



En la rampa inicial tras la pradera, a los 6 min de carrera
Pisándome los talones, el ganador, Iñaki Korta
#graciasporlafotomoraga

Me los pisaría y le dejaría marchar. En la senda ascendente, que se adentra en el bosque, intento coger mi ritmo. La senda va subiendo y alternando con tramos de pista, volviendo luego a senda de nuevo. En el km 2 de carrera la senda coge pendiente y traza unas lazadas. Sólo los más fuertes pueden seguir corriendo. Otros vamos andando, para no pasarnos de pulsaciones.
Por fin en el km 3 volvemos a entrar en pista y se puede volver a trotar un poco, durantes 500 m más. En el km 3,5 la pista se deja y se toma a la derecha una senda en franco descenso. Estamos a 1.120 m, habiendo salvado 360 m iniciales de desnivel.

Primer descenso tras 3,5 km de carrera:

Tenía memorizados 5 tiempos de paso del año pasado, para tener una referencia de cómo iba en cada sector. Las sensaciones al llegar a este punto es que iba más "asfixiado" y lento que el año anterior. Pero al llegar vi el tiempo: 29' 20". El año pasado pasaba por este punto en el min 30 y 30". Así que iba 1 min y 10" más rápido que el año anterior!
Con razón me sentía algo falto de aire. Había recortado 1 min en la primera media hora!

Eso me hizo sentirme bien. Me hizo ver que no necesitaba correr más y que, tal y como iba, lo que debía de hacer era mantener una economía de carrera que no me pasara factura en la parte final. Así que decidí bajar con prudencia.
La senda baja entre el bosque y conviene bajar la con cuidado, para no pegarte una buena leche por querer ganar segundos (además de agotar los cuádriceps a la media hora de una carrera que dura más de 3 horas...).

Tras 0.5 km de bajada, traza luego otro medio km en horizontal y luego sigue otros 600 m en descenso, muy disfrutón. Allí, en el km 5,28, gira 90º a la izda y comienza de nuevo a subir por el bosque, desde los 940 m a los 1.100m, para continuar en horizontal y morir finalmente saliendo a una pista, cerca del km 7 de la carrera.

A la derecha, Iñaki Korta, llegando el 1º a la trepada del muro donde Monrasín nos hizo estas fotos

Allí había un pequeño segundo avituallamiento. En el 1º bebí un sorbo de agua y cogí algunos trocitos de plátanos. En este 2º avituallamiento, un nuevo sorbo de agua y un par de trozos de naranjas (que no había plátanos).
Este era el 2º punto con tiempo de paso memorizado. El año anterior, en el min 56'. Este año, en el 53'50". Más de 2 min de ventaja. Bien, la cosa va bien, pensaba.




A la derecha, los corredores 2º y 3º de la prueba, Alberto Mirón y Jose Luis Calvo.
En la bajada desde la cima, Alberto tuvo que retirarse tras torcerse el tobillo


Km 7, empiezan los 2 km de pista hacia arriba
Altura 1.087 m

A partir de ahí vienen 2 km de pista, en suave inclinación ascendente, que permite trotar sin cansarse uno demasiado. Es un tramo habitualmente en sombra, en la cara oeste de Canciás, que permite mantener un ritmo constante, cómodo, trotando. No es un tramo para andar, pues la pendiente es suave. Es bueno haber entrenado correr este tipo de pendiente suave, pues se consigue avanzar manteniendo bien la respiración, sin sufrir apenas nada.

Tras esos 2 km (altura 1.315 m, km 8,9) nos desviamos a la derecha a una trocha (pista ancha) con mucha pendiente, donde hay que andar. Pero pronto, menos de 10 min después (km 9,6, altura 1.450m) volvemos a coger senda a la izquierda, muy suave, casi horizontal, pudiendo trotar un poco de nuevo. Y así, la senda, con poca pendiente y permitiendo correr, traza un largo flanqueo bajo la cara norte de la montaña, durante una distancia de 1,6 km, ideal para utilizar otros músculos diferentes de los de caminar. En estos tramos llevaba a algún corredor delante y a algún otro detrás. En los avituallamientos conseguía recortar algunos segundos, pues sólo me tomaba un sorbo rápido de agua y cogía algo de fruta (trozos de plátanos básicamente) que llevaría en las manos y que me iba racionando, tomando poco a poco conforme subía. Compartí gran parte de la ruta con Jorge Palop, un chaval casi 20 años más joven que yo y que llevaba mi ritmo. El me solía pasar entre avituallamientos (estaba más fuerte) y yo le pasaba cuando él paraba a comer en los controles. Muy majete este Jorge, la verdad.

Bueno, continuamos.
Un poco más adelante en el km 11,24 (altura 1.542 m) la senda gira a la derecha suavemente y comienza de nuevo a subir, para salvar 180 m en 800 m de distancia. En el km 12 de carrera (1 h 40 min) sales a unos prados y ya ves al fondo la muralla por la que tendremos que trepar en breve. Queda pues, sólo el último repecho para la muralla de la cadena, donde se encuentra Monrasin (Ramón Ferrer).
Tras el prado, se trota un poco por la senda unos 500 m, hasta el km 12,6 donde empiezan las rampas más duras, sólo para andar (e incluso agarrarse a algún árbol) que nos lleva a la muralla final, donde está la cadena que ayuda en los metros finales más verticales.

Paso de la cadena/Monrasin-fotos:  Km 13, altura 1.844 m

Un rato antes de llegar bajo la muralla escucho a Monrasin gritar: "Jorgeeeee". Qué alegría Monrasín!. Lo más duro está ya hecho. Sólo queda subir por la roca, que resulta hasta entretenido, para acceder a la otra parte de la montaña. Allí arriba hay otro avituallamiento, donde está mi compañera pediatra Guiomar (Pediatra Pirenaica del Alto Gállego) y donde me tomo otro sorbo de agua y agarro otros trocitos de plátano.



Trepando la muralla antes de utilizar la cadena de la izquierda
#graciasporlasfotosmonrasin


Aprovechando la cadena
#graciasporlasfotosmonrasin

Este era mi 3º tiempo memorizado. El año pasado paseé en 1 h 58 min. Este año, en 1 h 53 min! Llevaba ya 5 min de ventaja respecto al año anterior!

Desde ese punto toca bajar por terreno de erizos y tierra unos 400 m de distancia, que conviene descender con prudencia, pero sin bajar el ritmo. Se pierden unos 80 m, antes de doblar a la izquierda para remontar al Este una suave vaguada herbosa camino de la cima de Peña Canciás. Son cerca de 900 m de distancia a la cima, salvando 150 m de desnivel. Se puede trotar la primera parte de este tramo. La parte final, yendo uno ya cansado, se suele andar (seguro que los primeros la correrían también).


Cima de Peña Fiscal.  1.929m. Km 14,27 de carrera. Tiempo 2 h 06 min

El año anterior pasaba a 2 h y 11 min, de modo que mantengo los 5 min de ventaja respecto al año 2018.
Mostrando a Monrasin los plátanos del avituallamiento arriba del muro de la cadena


A partir de ahí las bandas rojas y blancas te mandan en diagonal a la derecha, durante unos 300m, antes de bajar directa la ruta hacia el sur. Viene ahí un terreno incómodo, de roca lisa, llena de bolos de piedras y de erizos. Terreno para no jugársela y para confiar en las rodillas y los cuádriceps, pues te puedes pegar una buena torta sin pisas mal. De hecho, en esa bajada se lesionó un tobillo Alberto Mirón, que iba en 2ª posición.
Es casi un km de descenso vertical en los que pierdes 200 m de desnivel.
Luego le sigue un km más suave, por senda y hierba, más seguros. Finalmente, en el km 16.3 doblas a la izquierda para iniciar la última subida del dia, tendida, que permite correr, durante  1 km, subiendo sólo unos 70 m. Discurre por senda y por hierba y permite trotarla.

A la derecha, Claudia Valero, la campeona junior de esquí de montaña, pasando como primer mujer por la muralla de Canciás, fotografiada por Ramón Ferrer



Collado final, coche Guardia Civil.  km 17.31, altura 1621 m


Y llego por fin al collado final, donde está siempre el 4x4 de la Guardia Civil y un pequeño avituallamiento. Llevo 2 h 24' 30". El año pasado, 2 h 30' 10".

Voy unos 5' 40" adelantado. Se inicia aquí el largo descenso a meta, de casi 10 km de distancia. Es un buen descenso, en el que se puede correr bien.

Me tomo un breve y último sorbo de agua y agarro otros trocitos de plátano, mientras Jorge Palop ve cómo vuelvo a pasarle en su pausa más larga para avituallarse. Rápidamente se pone a mi par y bajamos juntos por la senda vertiginosa, cubierta de hojas y con muy poca luz, oscura en un bosque tan cerrado. Invito a Jorge a pasarme, que es más joven, rápido y fuerte que yo. Pero prefiere no arriesgar, pues sus zapatillas no le ofrecen confianza frente a un posible esguince. 
Y allí bajamos, mano a mano, rápidos pero prudentes. Tras unos primeros km más verticales, donde se puede correr más, la senda va cogiendo el fondo de valle y baja más tendida.
Vamos por el km 21 y noto que las piernas empiezan a notarse cansadas, así que se impone un ritmo más económico, evitando tropiezos, lesiones e intentando evitar agotar del todo los cuádriceps.
Jorge me dice que va a intentar adelantarse, así que le dejo irse. También nos adelanta, un poco antes, Garitoiz Alberdi, que quedaría 20" delante de mí. También corriendo con las Mafate Speed 2 de Hoka One One.

Sigo, ya en solitario, avanzando prudente por la senda, ya con calor. Este tramo final es muy horizontal y hay que mantener el ritmo para no quedarse parado. El pueblo de San Juste, mi última referencia de tiempo, tiene que estar al caer, pienso. Un poco antes de llegar a San Juste me encuentro a Jorge, que se ha tenido que parar por un tirón muscular y está estirando la pierna. Le paso y le animo a seguir en cuanto se recupere.


Por las calles de Fiscal, ya cerca de la mete
#graciasporlafotomoraga

Entrando en meta en Fiscal
A la derecha, de azul, los hermanos Korta, 1º y 3º de la prueba 27K
#graciasporlafotomoraga



San Juste. Km 24,44. Altitud 800 m

Paso por San Juste con un tiempo 3 h 02' 12", justo 5 min antes que el año pasado. En la larga bajada no he perdido tiempo respecto al 2018, a pesar de flaquear un poco las piernas al final.
Sólo quedan los últimos 2,5 km, por terreno casi llano, hasta Fiscal, por senda entre campos de cultivo. El sol aprieta y el calor hace mella, algo que ya esperábamos para este tramo final de la carrera.

Este tramo final al sol, monótono y horizontal, es duro mentalmente. Me ayuda ir mirando el reloj, sabiendo que de San Juste a la meta sólo se tardan entre 12 y 13 minutos, así que voy haciendo la cuenta atrás. Mantengo un trote digno conforme veo que pasan los minutos. Ningún corredor delante; ninguno detrás.

Y entro finalmente en las calles de Fiscal. Alegro un poco la zancada porque sé que es ya cuestión de metros. Aparece la meta. Me animo un poco más y termino cruzando con un tiempo de 3 h 14' 34". El año pasado 3 h 20' 02". Casi 6 min más rápido. No está mal para ser un año más viejo. Los años pasan pero nos vamos manteniendo.

El año pasado, terminando también en el 11º puesto, conseguí un 3º puesto en veteranos. Pero este año bajaron la categoría de veteranos de los 45 a los 40 años, de modo que en los 11 primeros corredores estábamos 8 veteranos!
Muy contento, a pesar de quedar lejos del podio. Lo más importante, pasarlo bien, no lesionarse y rendir dignamente.

Quiero agradecer desde aquí a la organización de la Carrera Peña Canciás y a todos los voluntarios, por hacerlo todo tan bien. Los avituallamientos estaban por todos lados, no siendo necesario llevar nada de agua o comida en toda la carrera. La señalización, con las bandas rojas y blancas, impecable. No te podías perder. Una maravilla de marcaje.

Enhorabuena a todos!

Jorge GD

 Tras terminar la carrera pude conocer a Iñaki Korta, el vencedor de la prueba larga.
Por lo visto es seguidor del blog y quiso hacerse una foto conmigo. Qué honor!
Gracias por tu humildad Iñaki. Tu hermano (3º) y tú (1º) sois unos verdaderos campeones!


Para ver todas las clasificaciones de la carrera




6 comentarios:

  1. Felicidades por tu logro, Jorge. Competir contra uno mismo y ganar, siempre es estimulante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marcos,

      conforme vamos cumpliendo años, mantenerse al mismo nivel es ya un éxito.
      Si además mejoras, eso es un premio inesperado.

      Intentaremos mantenernos a un nivel digno, mientras la salud siga

      un saludo

      Eliminar
  2. ¿Que tal con esas zapatillas Jorge?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mikel,

      las Mafate Speed 2 de Hoka One One es lo que llevo desde hace 2 años y me encantan.
      Necesito una zapatilla con una muy buena amortiguación, amplia suela para estabilidad y buena adherencia incluso en roca húmeda.

      El modelo Speed Goat tiene una suela no tan adherente aunque lo lleva mucha más gente.

      Yo de momento no quiero cambiar, porque la combinación de amortiguación, estabilidad y adherencia no la he encontrado en ninguna otra zapatilla.
      El problema es que la suela, al tener 2 compuestos distintos y siendo uno tan adherente, tiene tendencia a arrancarse con el tiempo, sobretodo si pillas algo de asfalto y te trabas hacia adelante, arrancando los tacos delanteros.

      Aun así, duran mucho y el año pasado las utilicé para toda la temporada estival de montaña.
      Es de horma más ancha que las Speed Goat 2, con lo que en esta llevo un número tirando a justo, llevando con las speed goat 2 medio número más grandes.
      Pero ahora sólo llevo estas mafate speed 2 para montaña.

      Para entrenar por llano cerca de casa, como me gusta la amortiguación (y para no gastar en llaneos las zapatillas de monte) me he agenciado las Hoka One One Bondi 6, que son las más amortiguadas para asfalto y pista (no son para montaña) y por pista y sendas llanas y fáciles van muy bien, con una amortiguación estratosférica, pero no sujetan el pie como las de monte y no las usaría en montaña.
      Las lleva menos gente que las Clifton 6 (el último modelo de Hoka para asfalto) por ser algo más pesadas, a base de tener una suela tipo tractor, muy amortiguada. Pero para entrenar por llanos es lo mejor, como correr sobre algodones...

      Estas cosas te puedo contar, Mikel

      Un saludo!

      Eliminar
  3. Ando con la planta del pie y la fascia un pelin justo y estoy pensando en esa marca de zapatilla...

    ResponderEliminar
  4. Gracias Jorge. Sigue como siempre con el blog que lo haces fenomenal. Un saludo.

    ResponderEliminar