viernes, 28 de septiembre de 2012

ASPE, ARISTA DE LOS MURCIÉLAGOS (IV), 16 sept


Blanca de las nieves y Enrique Lardiés, rumbo a la aguja de Dondestastu. Arista de los Murciélagos


Aspe, Arista de los Murciélagos
 
Enrique Lardiés, Blanca de las nieves y Jorge Gª-Dihinx
 
domingo 16 de Septiembre de 2012
 
Dificultad: D- (IV)
 
Material: Casco. Dos cuerdas de 60m. Un juego de expresses (mejor largas o hechas con cintas), juego de fisureros y friends medianos. Botas de montaña. Gatos opcionales para los largos más verticales.
 
Breve reseña del día:
Tras hacer con Blanca la vuelta al Midi d'Ossau la tarde previa, tenemos la invitación de Enrique para hacer este domingo la clásica Arista de los Murciélagos al Aspe, una vía hace varios años soñada.
No nos la podíamos perder. La meteo anunciaba un bello día soleado, sin apenas vientos. Ideal. Tocaría madrugar sin apenas descansar, pero somos jóvenes... no??
 
Salimos de Aísa y tras iniciar el recorrido por la vía normal al Aspe, nos desviamos a la derecha, subiendo por el valle que sube entre el Aspe y el Rigüelo, ascendiendo hacia el paso de la Garganta de Aísa. El terreno se vuelve caótico, con grandes bloques incómodos. Luego bajaremos por la normal, mucho más cómoda.
 
Tras unas 2 horas de aproximación y unos 750 m de desnivel llegamos al Collado de la Garganta de Aísa. Allí paramos a comer, pues ahí mismito está el comienzo de la vía. Ummm...
 
Como no recuerdo con exactitud cada largo, escribo la reseña encontrada en la página Landher Montaña (Reseñas de Escalada en Roca). que nos sirvió de guía escrita ese día.
 
Ahí va:
 
Desde el mismo collado buscaremos una buena repisa, comienzo de la escalada. Varios pitones marcan el itinerario (max IV), que nos deja en una zona más tumbada por la que progresaremos en ensemble hasta la base de la marcada aguja Dondestastu.
 
Atacaremos la aguja por un pequeño diedro-chimenea sencillo y equipado con clavos. Encontraremos una reunión a pocos metros de la cima, pero también podemos continuar hasta el final y montar reunión arriba entre los bloques. (Preferible para poder hacer toda la aguja en una sola tirada).

Desde aquí, destrepar unos metros hasta la horquilla que da comienzo al largo más vertical de la vía.
La siguiente tirada surca un muro aparentemente liso, pero fácil (IV, clavos), con tendencia a la derecha hasta coger un canal más descompuesto hacia la cima; aquí pueden ser útiles algún fisurero y/o friend. Reunión en la cima con lazos. Largo bonito y
con ambiente.
Los tramos siguientes son más relajados, predomina la escalada en cresta de baja dificultad, pero con muy bonitas vistas. Llegaremos hasta una instalación de rápel, de menos de 30m.

Desde abajo haremos otro corto largo de III/IV hasta plantarnos en la base del gran contrafuerte final del Aspe (menos difícil de lo que parece).
 
Desde aquí, las posibilidades son varias. El recorrido más recomendable sigue el filo de la divisoria entre sur y norte; es algo más difícil pero en todo momento asequible. En esta parte, lo difícil es orientarse. La clave para saber si vamos bien es buscar una reunión característica en un bloque, seguida de un largo hacia la izquierda, duro pero corto (fisura colgada, clavos).
Llegaremos seguidamente al pie de un pequeño resalte desplomado, protegido con cordino y clavo. Salida atlética y extraña, pero corta; montaremos reunión donde se pueda en terreno ya más tumbado.

Superado ya el paso más difícil, nos queda ganar la cresta por una amplia canal descompuesta (III), y caminar/trepar en travesía hacia la derecha hasta encontrar un claro canal que nos dirige a la cresta cimera, desde la cual se ve ya la cima, a tan sólo un pequeño destrepe y una trepada de distancia.
 
 
En la reseña habla de un horario de 3 horas... aunque a nosotros nos costó 4 h y 40 min!!
 
El mérito de esta escalada (que no de nuestro horrible horario) lo tiene Enrique, que nos llevó a Blanca y a mí en V, con paciencia y subiéndonos con mucha seguridad. Tú sí que sabes Enrique.
 
En la cima aprovechamos para comer y descansar antes de iniciar el descenso por la vía normal del Aspe hacia el sur, que recorre un terreno karstiko de gran belleza, con tonos claros y roca afilada, muy adherente, que se come las suelas de las botas.
Luego la vía normal nos dejaría de vuelta en el coche.
 
 
Esta ha sido nuestra última actividad de alta montaña antes de las vacaciones de octubre, aparte de algunas salidas estos días, de Trail Running y de Btt, por los alrededores de Biescas, ese paraíso de lugar para vivir...

Muchas gracias Enrique por llevarnos tan bien. Cuánto tenemos que aprender de ti...

Nos vemos pronto a la vuelta... con esquís?

Jorge García-Dihinx

Ahí van unas fotos del día
 
(el resto de las fotos, en el álbum de Picasa)


Blanca de las nieves, en el caos de bloques de la aproximación
 

Ahí tenemos nuestra arista, toda para nosotros.
Nadie en ella en un domingo limpio de septiembre... Por qué?
 

Enrique inicia el pimer largo mientras Blanca le asegura


Enrique, entre cielo y tierra... Rebuffat


Tras el primer largo hay que andar un tramo y nos colocamos las cuerdas a la espalda


Dirigiéndonos a la Aguja de Dondestastu


Últimos metros antes de volver a encordarnos


Blanca, asegurando de nuevo


Tras el segundo largo viene un desetrepe en el que Enrique nos aseguró desde arriba, para luego bajar él (qué caballero)


Tras el destrepe a esta horquilla, llega el largo más vertical de la vía (IV)


Blanca de las nieves, en el largo vertical de IV grado
El gendarme de detrás me recuerda a imágenes del Totem Pole (en pequeñito, claro)



El muro se sube mejor de lo que parece, con buenos agarres


Leyendo la reseña de Landher
(muchas gracias por tan buena descripción)


Enique, en tramos de III, antes de un paso delicado
 

Blanca en el paso clave del día, muy vertical y con pocos agarres


Blanca, ante otro paso "raro", una pequeña panza que exigía un paso algo atlético


Vista hacia Rioseta, la Canal Roya, Anayet y la divisoria fronteriza al fondo


Blanca, en un tramo diagonal en que la mochila puede estorbar


Blanca recogiendo las cintas cosidas.
Hemos terminado la parte de cuerda.


Sólo queda una breve travesía sencilla hasta la cima


Caminamos por el cielo, con cuidado


Un pequeño destrepe y la cima ya está cerca


En la cima con Blanca
(foto cortesía de Enrique)


Sólos en el Aspe un domingo... claro, que llegamos cerca de las 4 de la tarde


Descenso por la vía normal, hacia la zona del Karst


Llegando al tramo del embudo, en la normal del Aspe


Volvemos hacia Aísa

Y colorín colaro, esta ascensión se ha terminado.

El resto de las fotos, pinchando aquí

5 comentarios:

  1. Bonita via de alta montaña. Un placer escalarla sin gente y con buen ambiente
    Buenas vacaciones...

    ResponderEliminar
  2. Precioso pico. Gran reportaje y mejores imagenes. Un abrazo de uno de los chavales que dejaron la pañoleta morada y amarilla en la cima.

    ResponderEliminar
  3. Hola Jorge
    Nos alegramos de que os sirviera la reseña. Hay que admitir que vuestras fotos son mucho mejores! En cuanto al horario, puede que tengas razón, quizás se acerque más a la realidad el vuestro que el que pusimos nosotros. En nuestro caso, la parte superior, después del rápel y del tramito de V+ creo recordar que lo hicimos en ensemble hasta la cima, asi que quizás de ahi la diferencia... De todas maneras lo vamos a indicar en la web para evitar malentendidos. Gracias por el reportaje!

    ResponderEliminar
  4. Las fotos preciosas...como siempre. ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
  5. me gusta subir las montanas siempre estoy buscando las montanas mas famosas del mundo .Gracias por este blog excursiones en estambul

    ResponderEliminar