domingo, 7 de febrero de 2016

PEÑA BLANCA DE LA LARRI (CHISAGÜÉS),27 ene

Miguel Angel Campos en la cara sur de Peña Blanca de La Larri, con la norte del Cilindro-Marboré y Astazus al fondo

Peña Blanca de La Larri (2.902m) desde Chisagüés,

Bielsa, 27 enero 2016


Desnivel: 1.230m
Horario: 6 horas en total, ida y vuelta

Tras hacer las rutas al Chinipro, La Munia y Robiñera (aunque éste último tiene una exposición que me hace dudar de si meterlo o no en el libro), nos quedaba Peña Blanca, que  hace honor a su nombre y que, a diferencia de su hermana mayor (La Munia) sí ofrece esquiablidad desde la cima al coche, lo cual lo convierte en uno de los picos ideales del entorno del Valle del Río Real accediendo desde Chisagüés, Bielsa.

Cuando fuimos, a finales de enero, se llegaba por la pista sin problemas hasta el gran llano de la Borda Bruned (1.680m) e incluso se podía llegar más alto pues la nieve continua no empezaba hasta más arriba. Con las nevadas previstas para esta 2ª semana de febrero, quizás haya que salir con esquís por la pista desde algo más abajo. LLamar al Ref de Pineta (974501203) para preguntar el estado de la pista.

Recorremos la pista con esquís hasta  antes de la curva final donde dobla a la izquierda. Allí nos vamos ya elevando a la derecha para entrar en la cuenca del Barranco del Clot, trazando a media ladera por su lado derecho (margen orog izda) que es de orientación SW, dura por la mañana y que suele exigir cuchillas.
Otra opción es tomar la ruta del Chinipro, cruzando el río a la izquierda por un puente al final de la pista para rodear por la izquierda la cascada de Petramula y tomando luego el lomo del Chinipro, que se abandona luego en la cota 2.400m, de forma similar a por donde va la senda de verano (ver mapa).



En este caso decidimos subir por un lado y bajar por el otro, para valorar ambas opciones.
Subimos por la derecha del valle, dejando el barranco principal a nuestra izquierda. Pasamos por los restos del clásico alud de fondo que cae a menudo en esa zona. Es por ello que creemos más seguro y sencillo utilizar la ruta del Chinipro para subir al Collado de las Puertas.
Tras sortear el alud, llegamos al llano de la Fuente del Clot (2.220m) y tras tomar algo rápido, iniciamos la tediosa canal que sube al collado de las Puertas y que, orientada al sol del mañana, recoge mucho calor y hace interminable las zetas para salir de ella.

Tras la canal el terreno se suaviza para llegar fácilmente al Collado de las Puertas (2.531m). Allí nos dejamos caer suavemente al primero de los Ibones de la Munia (2.5245m). Lo recorremos al norte y tras pasar por debajo del Tozal d'es Gorgos vamos subiendo a la izquierda para encaramarnos con unas cuantas zetas al lomo que nos llevará a la cima. Si continuáramos por el fondo, luego la pared para encaramarse al lomo es más vertical.
Una vez en el lomo cimero sólo queda seguir rectos al NW por terreno simple, rumbo a la amplia y llana cima del Peña Blanca de La Larri (2.902m).

En nuestro caso, el flujo de sur se aceleraba en la cima y el viento fuerte nos obligó a iniciar el descenso sin ni siquiera hacernos la foto de cima.
El descenso es fantástico, por zona amplia, hacia el sur a los ibones de la Munia. Remontamos en tijera los 10 m al collado de las Puertas. Allí, en lugar de bajar por el fondo de la canal, trazamos una horizontal sin apenas perder altura para entrar con un interesante flanqueo, sin remar, al lomo del Chinipro.

Así enlazamos con las palas del lomo, muy esquiables y habitualmente con nieve crema al sol. Luego cruzamos a la margen derecha del barranco para rodear por la derecha la cascada de Petramula, completando así la circular que nos llevaría a la pista. Esta ruta de vuelta evita el estrechamiento del barranco del Clot y la zona desnuda en hierba dejada al descubierto por el alud de fondo.
Quizás esta ruta que recorre el lomo del Chinipro sea la mejor tanto para subir como para bajar.

A mí este entorno me encanta. Perdido, escondido, elevado en la muralla de Munia-Troumouse. Un lugar mágico para perderse con esquís, con una orientación sur que permite acercarse allí tanto en invierno como en primavera, según la innivación de cada año y el estado de la pista de Chisagüés. Si hay poca nieve, subiremos más con el coche. Si hay mucha tampoco pasa nada. Se foquea desde más abajo y luego se esquía más por la pista.
Recibe mucha luz y eso evita la persistencia de las placas, dejando el peligro sólo en algunos aludes naturales en las horas de calor tras una fuerte nevada. Precioso entorno, para volver.

Jorge García-Dihinx



Por la pista inicial, con las murallas del Comodoto



Composición de 3 fotos con la entrada al Barranco del Clot



Con el Comodoto a nuestra espalda. Las dos rutas, de subida y de bajada



Atravesando el clásico alud de fondo que suele dejar la hierba desnuda



Blanca y Esteban, Comodoto



En el Llano del Clot, a por la tediosa canal que calienta como un horno.
El trazado de vuelta es mucho más cómodo



Saliendo del Llano de la Fuente del Clot



Miguel Angel y Blanca en la canal de subida al Collado de las Puertas



Parte final suave para llegar al Collado de las Puertas



A la vuelta trazaríamos flanqueo por la derecha, al lomo que se intuye a la derecha



Vista de los Ibones de La Munia desde el Collado de las Puertas



Precioso lugar entre ibones




Vamos trazando a la derecha para encaramarnos al lomo final de Peña Blanca




Tuca, con Monte Perdido y Cilindro difuminados al fondo




Ángel



Nos encaramamos al lomo dejando abajo el segundo ibón de la Munia



Invierno, sombras largas



Ya en el lomo suave del Peña Blanca, con la imagen de Robiñera a la izquierda



Blanca, Kilian y Esteban



En fila Romo, Tuca, Esteban, Blanca y Kilian, con vistas al Perdido



Y con vistas al gigante de La Munia



Collado de Añisclo, la Suca y las Tres Marías



Blanca y Kilian. Monte Perdido



Miguel Ángel Campos y la mole de la Munia




Llegando a la cima, donde las rachas de viento eran fuertes



Breve estancia en la cima antes de salir para abajo donde soplara menos.
Kilian se queda mirando el circo de Troumouse



Pala sur de Peña Blanca. Habitualmente con nieve crema al sol.
En esta ocasión el viento formaba una pequeña costra superficial, pero se bajaba bien.



Tras los primeros giros en la pala sur del Peña Blanca.
Al fondo el Chinipro. Se puede subir por esa rampa norte (a pie) al collado entre ambas cimas, para luego gozar la bajada directa del Chinpro hacia Petramula




Miguel Ángel Campos



Romo



Blanca



Ángel Moraga y Romo, bajando a los Ibones de la Munia




Soltamos la talonera para ir al Collado de las Puertas.
A la derecha del sol se intuye el acceso por el norte al Chinipro



En lugar de bajar por el fondo, trazamos esta diagonal para coger el lomo del Chinipro y así no volver por el barranco del Clot (alud de fondo cortando la bajada)



Flanqueo clave para entrar en el lomo del Chinipro



Y ahí terminamos de entrar. Es un flanqueo sencillo, de poca inclinación



Una vez en la cara sur del Chinipro se disfruta de la habitual nieve crema de sus suaves laderas encaradas al sol. Romo.



Blanca en la crema



Rutas de ascenso y descenso



Y colorín colorado, de nuevo al coche hemos llegado.

En la siguiente ruta, volveremos a Benasque


Jorge García-Dininx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada