miércoles, 3 de junio de 2020

LAS MASCARILLAS EVITAN QUE CONTAGIEMOS A LOS DEMÁS, SI TENEMOS EL CORONAVIRUS SARS-COV-2 SIN SABERLO



LAS MASCARILLAS EVITAN QUE CONTAGIEMOS A LOS DEMÁS, SI TENEMOS EL CORONAVIRUS SARS-COV-2 SIN SABERLO

Tiempo de lectura, 4 min 


¿Debemos llevar mascarillas aunque estemos asintomáticos?

Se sabe por varios estudios recientes que una parte significativa de las personas con coronavirus carece de síntomas ("asintomáticos") y que incluso aquellos que eventualmente desarrollan síntomas ("pre-sintomáticos") pueden transmitir el virus a otros un par de días antes de mostrar síntomas.
Esto significa que el virus puede propagarse entre las personas que interactúan en las proximidades, por ejemplo, hablar, toser o estornudar, incluso si esas personas no presentan síntomas.
A la luz de esta evidencia, la CDC (Centers for Disease Control and Prevention) recomienda usar mascarillas o al menos una cubierta de tela para la cara en lugares públicos donde otras medidas de distanciamiento social sean difíciles de mantener (supermercados, farmacias, tiendas pequeñas).


Las cubiertas de tela recomendadas no son máscaras quirúrgicas ni mascarillas FPP2 (las N95 en nomenclatura anglosajona) pero, en caso de desabastecimiento para los sanitarios pueden servir para la población general.


Ahora que volvemos a esta "nueva realidad" y que vamos a relacionarnos en el día a día con otras personas, me ha parecido muy gráfico este pequeño artículo publicado esta pasada semana en el New England Journal of Medicine.

Comparan la emisión de partículas o gotas de saliva sin ninguna protección en la cara o con una simple tela húmeda tapando la boca del emisor. La diferencia fue espectacular.

Se titula: Visualización de gotitas de fluido oral generadas por el habla con dispersión de luz láser.

May 21, 2020
N Engl J Med 2020; 382:2061-2063
DOI: 10.1056/NEJMc2007800

El artículo completo, pinchando aquí


Los aerosoles y las gotas generadas durante el habla son la principal transmisión de los virus de persona a persona ( J P Duguid, L C Marr). 
El acto de hablar genera gotas de líquido oral que varían ampliamente en tamaño y estas gotas pueden albergar partículas con los virus infectantes.
Mientras que las gotas grandes caen rápidamente al suelo, las gotas pequeñas pueden deshidratarse y permanecer como "núcleos de gotas" en el aire, donde se comportan como un aerosol y, por lo tanto, expanden la extensión de las partículas infecciosas emitidas en el espacio .

En este estudio los investigadores explican los resultados de un experimento con una luz láser de dispersión en el que se visualizan las gotas generadas por el habla y sus trayectorias al hablar y salir expulsadas de la boca.



Aquí el vídeo donde se observa la trayectoria de las partículas al hablar con tres tipos de volumen de voz.
Las primeras 3 veces es sin mascarilla y las siguientes tres veces son con mascarilla

Conclusiones tras visualizar el vídeo:

En el vídeo se aprecia cómo, cuando la persona dice  "Stay healthy" (mantente sano), se generaron numerosas gotas que van desde 20 a 500 μm. Estas gotas produjeron destellos al pasar a través de la lámina de luz.
Cuando se pronunció la misma frase tres veces a través de una toallita ligeramente húmeda sobre la boca del hablante, los destellos fueron prácticamente nulos.
La secuencia del vídeo muestra una disminución en el número de gotas que salen expulsadas al hablar.

En el vídeo también se observa que el número de flashes aumentaba con el volumen del habla. Este hallazgo es consistente con las observaciones previas de otros investigadores (Sima Asadi).
En otro estudio, las gotas emitidas durante el habla eran más pequeñas que las emitidas al toser o estornudar. Algunos estudios han demostrado que la cantidad de gotas producidas al hablar es similar a la cantidad producida por la tos (Chao 2009).


Este pequeño estudio nos proporciona una evidencia visual de las gotas generadas por el habla y describe de forma cualitativa el efecto de una cubierta de tela húmeda sobre la boca para frenar la emisión de gotas.

Es decir, que para proteger a los demás, cualquier barrera física o mascarilla protegerá a los demás de nuetra emisión de partículas con posibles virus infectantes.

En esta entrada anterior que publiqué el 18 de abril comentaba la eficacia de las distintas mascarillas para evitar la propagación del virus, siendo las mascarillas quirúrgicas (las azules o verdes) las que mejor protegían de la emisión de partículas si las comparaban con mascarillas de tela caseras.

Cualquier medida que adoptemos será buena: distanciamiento de 1 o mejor 2 metros, toser en el codo, llevar mascarillas especialmente en los espacios cerrados y concurridos. Cuantas más medidas adoptemos, mayor control tendremos de la propagación de este virus que, a día de hoy, parece que estamos venciendo.

Ánimo, que estamos saliendo.

Cuídense,

Jorge García-Dihinx Villanova
Pediatra Hospital San Jorge de Huesca


Os dejo aquí un enlace de la CDC (Centers for Disease Control and Prevention)
Que te cubras la cara con una tela puede protegerles a ellos
Que ellos se cubran la cara con una tela puede protegerte a ti





11 comentarios:

  1. Gracias por compartir.

    Que pedagógico.

    A veces la explicación más sencilla es la que más cala.
    Por qué no se dibuldga esto a nivel general?

    Tantos paneles publicitarios, y no existen paneles educativos

    Afectuoso abrazo Jorge

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo de las mascarillas se va divulgando cada día más.

      Este en concreto es un estudio publicado en el New England Journal of Medicine.
      A veces la prensa digital saca a la luz pública muchos artículos publicados en revistas médicas, pero no todos, claro.

      A mí me ha parecido muy visual y quería compartirlo.
      Lo descubrí en uno de los excelentes y didácticos vídeos el Dr. Seheult de su canal de Youtube Medcram.com:
      https://youtu.be/_IrYyhufDwI

      Este médico ha hecho ya 75 vídeos sobre el coronavirus y empezó en enero, cuando la infección sólo afectaba a Wuhan. Pero este médico ya veía lo que se nos venía encima... mucho antes de que los demás pudiéramos prever esto. Es un crack, muy, muy didáctico en sus vídeos:
      https://www.youtube.com/user/MEDCRAMvideos/videos

      Un saludo!

      Eliminar
  2. Muy ilustrativo y fácil de entender y eso que las mascarillas en principio no hacían nada. Menos mal

    Enhorabuena por todas tus publicaciones del blog. Somos un matrimonio LCHF que acabamos de tener un bebé que ha sido desde su concepción criado siguiendo esta dieta y ahora amamantado. No podemos estar más contentos y sanos con este estilo de vida. Cero problemas en todo el embarazo, renunciando a hacer la prueba de la glucosa, y huyendo del veneno que es el azúcar todo lo que podemos, aunque nos encontramos con ciertas vacunas que hemos de administrar a nuestro bebé y que lo contienen... Pero aún así seguiremos con este estilo de vida a través del cual descubrimos tu blog y a muchas más personas que también comparten esta forma de vivir.
    Menos mal que hay gente especializada cómo tú que no solo se queda con lo aprendido en las aulas e investiga, lee y va más allá de lo establecido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      enhorabuena por vuestro feliz embarazo y que durante el mismo la madre haya recibido una alimentación rica en nutrientes y libre de azúcares refinados y de comida industrializada.

      Creo que el embarazo es una de las épocas de la vida en la que es más importante recibir una alimentación rica en nutrientes. La alimentación en esta época de la vida no debe de tener carencias de micronutrientes esenciales en la gestación como pueden ser la vitamina A, Vitamina B12, B6, el zinc, el hierro, omega 3 (DHA), yodo y colina.

      Y esos nutrientes no los va a encontrar la madre en una dieta rica en carbohidratos, que básicamente son energía (glucosa) desprovista de nutrientes. Los va a encontrar en huevos, pescados, carnes, lácteos enteros (no desnatados) de animales de pasto, en frutos secos y semillas y en todo un enorme grupo de verduras y hortalizas, donde encontrará ácido fólico, calcio, cobre, manganeso y potasio, entre otros.

      Respecto a las vacunas, como pediatra os aconsejo que le pongáis todas las que recomienda el calendario oficial de vuestra comunidad.
      Las vacunas "extra" de pago, es ya un tema más personal. Pero las del calendario oficial son completamente recomendables y su uso ha evitado muchas muertes y morbilidad asociada a sus enfermedades.

      Ahora, lactancia materna exclusiva todo lo que podáis. Si es posible, los primeros 6 meses. Luego mantenerla e ir introduciendo alimentos de forma progresiva, manteniendo el pecho como principal fuente de nutrientes hasta el año o más.

      Un saludo y enhorabuena

      Eliminar
  3. En caso de que el prox otoño vuelva a atacar, sera importante la cantidad de contagiados de la que partiremos en ese momento. Por eso me parece importante no bajar la guardia en exceso y seguir con las medidas basicas.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Jorge; te pregunté en otro post pero ha quedado más atrás y no sé si lo has visto; en una persona sana, sin conocer los niveles previos de Vitamina D, ¿sería conveniente/recomendable la suplementación de 1000/2000 UI diarias, por prevención?

    Tengo un niño de 5 y una de 1 años, ambos se han puesto malos muchas veces este invierno (el mayor, todos los años); ¿sería conveniente suplementarlos a ellos también? Muchas gracias por tu ayuda, tus posts son muy didácticos y útiles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuel,

      ahora en verano, el sol es la mejor fuente natural de Vitamina D.
      Unos 10-15 min de sol alto sin protección en la mayor superficie de piel posible (mejor proteger la cara). Para más tiempo, proteger con ropa o crema o sombra.
      Conforme vayan cogiendo moreno, podrán (y deberán) estar más tiempo, pues necesitarán el doble de tiempo para generar la misma cantidad de vitmina D con ese moreno protector que además les protegerá de quemarse.
      Nunca deben quemarse, por supuesto. Las quemdadura en la infancia son las que pasan factura para el desarrollo de melanoma en la edad adulta.

      Respecto a suplementar, hay que saber que en otoño e invierno, en nuestra latitud (40º norte) no producimos prácticamente nada de vitamina D, especialmente entre noviembre y febrero.
      Ahí yo recomendaría como mínimo 1.000 UI a niños pequeños (primeros 2 años) y 2.000 UI diarias a niños medianos y mayores.
      Si son obesos necesitarán más, del orden de 3.000 UI diarias y los ancianos, del orden de 3.500-4.000 UI diarias (1 frasco semanal de 25.000 UI de Deltius equivale a 3.500 UI diarias).

      Un anciano de 70 años produce un 70% menos de vitamina D ante la misma exposición solar que una persona joven.

      Protegeros la cara con un gorro y exponer grandes superficies (piernas, espalda, pecho) al menos 15 min, la menos 3 veces por semana, en primavera y verano.

      Un saludo!

      Eliminar
  5. Jorge, lo que voy a preguntar puede parecer muy raro, pero ¿cuál es la evidencia científica original, en la que se basan todos los estudios posteriores, sobre el aislamiento, purificación y secuenciación del sars-cov-2 y su relación con la covid19? Y si ha sido debidamente revisado por sus pares como exige el método científico.
    Gracias

    ResponderEliminar
  6. Hola Jorge,
    Llevo tiempo siguiéndote y me encantan tus escritos sobre el tema nutricional y más en relación con el Covid.
    En mi caso, parece que lo he pasado en el territorio de casi "asintomático", conjuntivitis, tos durante un mes y poco más. Creo que tendré que agraceder a la alimentación low-carb un ataque tan sencillo frente a otros que he visto. Eso si, me ha quedado una sistemática falta de respiración, y cuando me han visto en el centro de salud, no saturo del todo bien dos meses después de la desaparición de la tos.
    Pero además la analítica ha salido "rara", con fibrinógeno, VSG, hematocrito y colesterol elevados. No tengo nada claro a estas alturas si ese colesterol se corresponde con la realidad (como muy poco, y eso lo hace chocante), o si forma parte de la convalecencia del bicho y de la reparación del organismo.
    A lo que voy, más allá de los primeros días de la infección y el consumo de colesterol que lo reduce tanto, ¿hay estudios por alguna parte sobre la evolución una vez superada la infección? Necesito algo para volver a hablar con mi médico, o me juego una discusión sobre estatinas.

    ResponderEliminar
  7. Muy ilustrativo, y sencillos gestos para protegernos todos del virus, x desgracia hay algunos q pasan de todo

    ResponderEliminar