martes, 13 de septiembre de 2016

AZÚCAR MALO: El escándalo del azúcar: Las azucareras pagaron para culpar a la grasa de los problemas cardiovasculares




El escándalo del azúcar: la industria pagó a Harvard para ocultar sus efectos negativos y culpar a la grasa de los problemas cardiovasculares

El último número de 'JAMA'  (http://archinte.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=2548255), la revista de la Asociación Médica Estadounidense, incluye un artículo-bomba para la industria de la alimentación global.

Según desvela el texto escrito por un grupo de profesores de San Francisco a partir del hallazgo de unos documentos internos de la industria alimentaria de los años sesenta:

 "La Sugar Research Foundation (SRF, actual Sugar Association) pagó a tres nutricionistas de Harvard alrededor de 50.000 dólares de hoy para publicar una investigación que dejase en buen lugar al azúcar y señalase a las grasas saturadas como la principal causa de las enfermedades cardíacas."


Si tan importante resultó dicha investigación es porque, publicada en el 'New England Journal of Medicine', resultó muy influyente en las recomendaciones nutricionales de las décadas siguientes.

La SRF esponsorizó su primer proyecto de investigación sobre enfermedades cardíacas en 1965, en una revisión de estudios que destacaba a la grasa y al colesterol como las causas nutricionales de estas dolencias y relativizaba la evidencia de que el consumo de azúcar era también un factor de riesgo.

A diferencia de lo que ocurre hoy en día, en que todas las investigaciones deben mostrar su financiación y explicitar los conflictos de intereses, el estudio no reconocía el papel de la SRF.

Un editorial publicado junto a la investigación por la célebre nutricionista y experta en 'marketing' alimentario Marion Nestle recuerda que aunque hay muchas pruebas que demuestran que las industrias tabaqueras, químicas y farmacéuticas “deliberadamente influyen en el diseño, resultado e interpretación de los estudios por los que pagan, se sabe mucho menos de la influencia de la esponsorización de las compañías alimentarias en los estudios de nutrición”.



Un complot, paso a paso


Para entender mejor la importancia del estudio, publicado en 1967 y llamado 'Dietary Fats, carbohydrates and atherosclerotic vascular disease', hay que remontarse a los años cincuenta, cuando las muertes por enfermedades del corazón se dispararon en EEUU (época cuando llegó la comida procesada, llena de azúcar y sin fibra. Fibra retirada para poder congelar toda esa comida industrializada).

Los preocupantes datos alentaron una larga serie de investigaciones sobre el problema alimenticio que se agazapaba bajo esas muertes, pero la industria del azúcar ya había hecho sus cálculos.

Como explica el artículo de 'JAMA', el presidente de la SRF, Harry Hass, animó en un discurso de 1954 a que los americanos de mediana edad adoptasen dietas bajas en grasas pero altas en azúcares. Un cambio “que puede significar un crecimiento en el consumo per cápita del azúcar en más de un tercio, con una tremenda mejora en la salud general”. (toma ya!).

El problema es que no resultaba nada fácil demostrarlo, especialmente después de que en 1962 una investigación llamada 'The Regulation of Dietary Fat', del AMA Council on Foods, señalase que una dieta así podía elevar los niveles de colesterol.

A partir de ahí, los pasos seguían un objetivo claro: John Yudkin, el científico inglés que aseguraba que el azúcar era al menos tan dañino como la grasa.


John Yudkin fue uno de los primeros en demostrar los efectos negativos del azúcar en la salud cardíaca.

Escribió en 1972 este libro: Pure, white and deadly (Pura, blanca y mortal)



El proyecto de John Hickson, director de investigación de la SRF, tenía como objetivo desmontar la teoría de Yudkin a través de la financiación de estudios que señalasen los puntos débiles de sus investigaciones.

Su mejor aliado era Ancel Keys, autor del polémico estudio de las Siete Naciones, que aseguraba que las dietas bajas en grasas eran las que garantizaban no sufrir enfermedades cardíacas. Os acordáis de Ancel Keys?
Aquel del estudio de los 7 países, pero que luego eran 22 países y desechó los datos de 15 países porque no le salía la "correlación" que él quería? Ese mismo.

Ancel Keys, contigo empezó todo...


Julio de 1965 fue un mes decisivo para la industria del azúcar. Fue entonces cuando se publicó en el 'New York Herald Tribune' un artículo que aseguraba que los últimos hallazgos “amenazaban con atar de pies y manos a la industria entera”, ya que por primera vez se tenían datos de que el azúcar aumentaba el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.

La respuesta fue casi inmediata con el nombre de Proyecto 226, y consistiría en una revisión de estudios encargada a dos nutricionistas (Mark Hegsted y Robert McGandy) y supervisada por Fred Stare, director del departamento de nutrición de Harvard.



El montante que recibieron los científicos fue de 6.500 dólares de la época (aproximadamente 48.900 hoy en día) a cambio de un 'paper' plagado de evidencias que reforzase la tesis de que el azúcar no era tan dañino.

“Nuestro interés particular tiene que ver con esa parte de la nutrición en la que se afirma que los carbohidratos en forma de azúcar realizan una contribución desorbitada a la condición metabólica llamada metabolismo obeso”, sugería Hickson en una carta. No debía preocuparse.

Hegsted le respondió recordando que estaban al tanto de su interés por los carbohidratos: “Lo cubriremos tan bien como podamos”.

Aunque el artículo de 'JAMA' no es capaz de asegurar que Hickson o la SRF contribuyesen directamente al artículo, la correspondencia entre estos y los investigadores sí sugiere que diversos borradores fueron revisados por la organización.

Un estudio que lo cambiará todo

Finalmente, la investigación fue publicada en 1967, sin ninguna referencia a la participación de la SRF en ella.

Como se esperaba, el texto relativizaba la importancia de las investigaciones de Yudkin, asegurando que contenían datos cuestionables o interpretaciones incorrectas. Además, aseguraba que la sustitución de la grasa por el azúcar provocaba una gran mejora en los niveles de triglicéridos. 

“Estos documentos muestran que la SRF comenzó a investigar sobre enfermedades cardiovasculares en 1965 para proteger su cuota de mercado y que su primer proyecto, una revisión de estudios, fue publicado en el 'NEJM' sin revelar la financiación de la industria del azúcar”, explica el artículo de 'JAMA'.

“Sirvió a los intereses de la industria señalando que los estudios epidemiológicos, animales y mecánicos que asociaban el azúcar  con las enfermedades del corazón eran limitados”. (cuando es precisamente lo contrario... Los triglicéridos de nuestra sangre y grasas corporal vienen de los carbohidratos ingeridos, no de las grasas ingeridas).

No fue la única investigación semejante. A lo largo de los años se financiaron estudios que, por ejemplo, minimizaban el daño que el azúcar causaba en los dientes.




“Estos hallazgos, nuestro análisis y las actuales críticas de la Sugar Association de las investigaciones que vinculan el azúcar con las enfermedades cardiovasculares sugieren que la industria puede tener un largo historial financiando las políticas federales”, concluye el artículo.

En su respuesta, la Sugar Association reconocía que debería haber existido “una mayor transparencia en las actividades de investigación de la industria”, al mismo tiempo que recordaba que el azúcar “no juega un papel único en las enfermedades del corazón”.

Sin embargo, como añade Nestle, hoy en día sigue siendo difícil desentrañar el verdadero papel que la industria juega en las investigaciones que financia, y que por lo general afirman no haber sido influidas por sus intereses. Como en este caso, ha sido la correspondencia privada la que finalmente ha desvelado la verdad, aunque medio siglo después.

“Que sirva como advertencia a políticos, investigadores, editores de revistas y periodistas de la necesidad de considerar el daño a la credibilidad cuando se trata de estudios financiados por compañías de alimentos con intereses creados en los resultados. Hay que encontrar mejores maneras de financiarlos y de gestionar los potenciales intereses en conflicto”

Referencia bibliográfica:

JAMA Intern Med. Published online September 12, 2016. doi:10.1001/jamainternmed.2016.5394. 

JAMA Intern Med. Published online September 12, 2016. doi:10.1001/jamainternmed.2016.5400. 


Jorge García-Dihinx
Pediatra Hospital de Barbastro IHAN
Grasa buena
Azúcar malo
Insulina baja, mejor para todos...


Os dejo con un pequeño vídeo del profesor Robert Lustig sobre el azúcar:
la amarga verdad (la fructosa...)

Con subtítulos en español (pinchando en la rosca de abajo a la derecha y activando los subtítulos)
Dura sólo 14 minutos







28 comentarios:

  1. Gracias de nuevo Jorge, nos ayudas a entender un poca más todo.
    Yo hace tiempo venía mirando y leyendo, pero si acabar de entender. Ahora ya voy entendido todo. Gracias a tus publicaciones.

    Aunque no encuentro la respuesta es en ciertos momentos de la vida diaria, en un mundo de compromisos donde todo el mundo suele tomar cerveza o vino y yo no tomo ninguna de las dos. Cada vez que pido un refresco pienso en todo el azúcar que estoy ingiriendo. Recurro a los famosos zero aunque dudo de sus beneficios. Y esque uno no sabe que pedir cuando estas obligado a consumir.
    Algún consejo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El agua es la mejor bebida.
      Hay un libro muy bueno: "Your body many cries for water", del doctor F. Batmanghelidj M.D.

      Yo lo he comprado (bueno, el audio CD, porque estudio todo audios en mis viajes al Hospital de Barbastro cada día). Aún no he podido escucharlo (tengo muchos en cola!!!)

      Pero he escuchado a Barbara O'Neill hablar de las maravillas del agua, en pequeños sorbos, durante el día. Pero no en las comidas (pues diluyes el ph ácido del estómago y la digestión es mucho menos efectiva).

      Pídete un agua con los amigos, aunque parezcas el raro. Yo hago eso a veces. Otras me pido un tinto o un blanco y, alguna vez, una cerveza, aunque es carbohiratod, como pan líquido. Pero de vez en cuando no pasa nada.
      Lo verdaderamente tóxico es la fructosa (del azúcar) sin la fibra (el antídoto) con la que nos la presentó la naturaleza.

      Un saludo!

      Jorge

      Eliminar
  2. Se entiende porqué en los países ricos hay cada vez más afectados con diabetes del tipo II. Pero es que además también aumenta el porcentaje de población que debuta con la del tipo I, también llamada "infantil" aunque repito: son/somos muchos los afectados siendo adultos, como yo a los 44.

    ResponderEliminar
  3. Entiendo, según el vídeo que la fructosa al final es similar al azúcar, no? Yo habia empezado a usarla en sustitución del azúcar, pero no sé si es buena idea; quizás la Stevia?
    Gracias por la información, Jorge

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, el azúcar es sacarosa = glucos + fructosa.

      El veneno del azúcar es la fructosa.
      No existe ninguna fuente de fructosa en la naturaleza sin su fibra protectora y está ahí por una razón. La naturaleza nos dio el veneno ya envuelto en su antídoto, la fibra. (fruta entera, mordida, no su zumo!).

      La glucosa es energía pura para cualquier célula y no es mala. El pan normal y corriente no deja de ser un almmidón, una cadena de cientos de glucosas unidas. Es energía pura y dura. Aunque su alto índice glucémico no es muy saludable, claro.

      Pero la fructosa se metaboliza en el hígado de forma lenta y tanta fructosa sobre pasa l a capacidad del hígado y se convierte en grasa, formando un "Hígado Graso No Alcohólico", como el de las cervezas, pero por el azúcar!

      Así que la fructosa pura, nada.

      Stevia es el endulcorante más inofensivo y recomendable.
      Pero lo recomendable sería ir deshabituándonos a sabores dulces poco a poco.

      Yo antes me ponía azúcar en el café y me pirraba por el chocolate.
      Ahora no me pongo azúcar en nada y tomo chocolate negro itenso 86% cacaco.
      Pienso en mi hígado, en mi páncreas, en mi cerebro (azúcar y Alzheimer van ligados, mira el libro "Grain Brain"), así que, siendo tan malos los azúcares, los elimino todo lo que puedo!

      Un saludo,
      Jorge

      Eliminar
    2. Ah, por otro lado, la fructosa no estimula la saciedad.

      Por eso un niño con una cocacola puede tomarse 2 Big Macs y si se los tomara con agua sólo se tomaría uno!
      Negocio doble

      Eliminar
  4. Anímicamente esto es desmoralizante, seguimos comprobando que la especie humana somos lo peor, peor aún que el azúcar, las grasas, colesterol, insulina.
    Me haces pensar en ¿que estoy haciendo con mi cuerpo? y eso que como adulto tengo un autocontrol....acompañado de malos hábitos y que por suerte me gusta hacer deporte.
    Pero lo peor es pensar en que estoy haciendo con mis hijos, con su rutina alimentaria acompañada de esos extras que tanto les gustan y que tanto cuesta decirles siempre que "No", las chuches, refrescos, etc...
    Has abierto un tema de reflexión que ocupa un espacio constante en mi cabeza desde hace semanas.
    TIC TAC TIC TAC TIC TAC.

    ResponderEliminar
  5. Anímicamente esto es desmoralizante, seguimos comprobando que la especie humana somos lo peor, peor aún que el azúcar, las grasas, colesterol, insulina.
    Me haces pensar en ¿que estoy haciendo con mi cuerpo? y eso que como adulto tengo un autocontrol....acompañado de malos hábitos y que por suerte me gusta hacer deporte.
    Pero lo peor es pensar en que estoy haciendo con mis hijos, con su rutina alimentaria acompañada de esos extras que tanto les gustan y que tanto cuesta decirles siempre que "No", las chuches, refrescos, etc...
    Has abierto un tema de reflexión que ocupa un espacio constante en mi cabeza desde hace semanas.
    TIC TAC TIC TAC TIC TAC.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Nacho,

      hablas de azúcar, grasas, colesterol e insulina.
      Azúcar: malo
      Grasas: Buenas (salvo las trans)
      Colesterol: Bueno (tu cerebro nada en colesterol y lo necesita)
      Insulina: Necesaria para vivir, pero cuanto más tiempo esté baja, mayor longevidad global.

      Es difícil ser padre, pero los niños deberían beber agua (más de la que beben) y no tomar bebidas azucaradas y cuches.
      Tampoco les dejas conducir o cocinar o acercarse al fuego o a los enchufes, no?
      Sé que no es fácil, pero habituar su paladas al dulce es perjudicial para los hábitos que luego tendrán.

      Haría falta docencia, charlas, divulgación, a todos los padres, para que, yendo todos a una, mejoráramos los hábitos de alimentación de los hijos.

      El deporte es fantástico, pero no compensa nunca una mala dieta, como tampoco puedes decir que aunque fumes luego lo compensas haciendo ejercicio.

      La alimentación es el 80% y el ejercicio el 20%. Ambos son fundamentales, pero si sólo puedes elegir uno, la alimentación gana por goleada.

      Un saludo!
      Jorge

      Eliminar
  6. Existe una frase conocida. "Los 3 venenos blancos: azúcar, sal común y la coca" Hace bastante tiempo El Pais Semanal maquetó su portada con la única imagen de un terrón de azúcar en su centro y un amplio reportaje interior sobre sus "peligros"
    No obstante, creo que no hay que pasarse y a muchos montañeros (en los que te incluyo)nos sienta fenomenal esa cervecita tras una buena ruta.
    Por cierto, quizás sería interesante que explicaras el valor nutricional de las legumbres, como proteina vegetal, y de la saludable quinoa que Blanca cocina estupendamente (me consta, ja,ja)
    Abrazo
    Isabel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo lo de el azúcar y la coca. Pero la sal es fundamental para la vida.

      Si dejamos de tomar comida procesada (llena de azúcar y sal) y tomamos una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos, la disminución de la insulina (que también retiene agua y sal) nos obligará a tomar más agua y sal que cuando comíamos la dieta "occidental".

      Pero mejor que la sal refinada que nos dan (que sólo tiene cloro y sodio) es la sal completa: sal céltica o sal marina sin refinar o sal del Himalaya, que tiene 80 minerales más, incluidos magnesio, calcio, potasio, selenio, etc...

      La sal, en su justa medida, no es un veneno. Es vital para sobrevivir.

      Un beso Isabel!
      Jorge

      P.D: Por supuesto, las proteínas de las legumbres son fantásticas, especialmente para los que no coman carne, así como la quinoa, por supuesto.

      Eliminar
  7. Una pregunta Jorge, siempre desde el respeto y admiración: A los niños de tu consulta tambien les quitas los espaguetis y el arroz a la cubana? Esque da un poco de miedo esta nueva corriente, no solo porque tu blog lo leemos mucha gente, sino porque tu trabajo incluye dar consejos de alimentacion a los mas pequeños. Una cosa es tu opinion (muy respetable ) como deportista y medico y otra muy distina es demonizar un grupo de alimentos tan amplio como heterogeneo. Como médico de familia no puedo rebatirte tus argumentos, cuidadosamente estudiados , contrastados y explicados. Pero te olvidas de algo muy importante: El concepto de "sano " y "enfermo", me explico. Una persona diabetica, obesa, hipertensa etc.. obviamente debe llevar una dieta especifica, y en el caso del diabetico estoy de acuerdo en cuantos menos hidratos mejor.Pero una persona sana y sin sobrepeso , y por supuesto un niño deberia llevar una dieta lo mas sana Y EQUILIBRADA posible, sin obviar ningun grupo de alimentos y por supuesto rica en cereales, que tantas vidas han salvado . Podria decirte las tasas de obesidad y diabetes en China y JApon donde el arroz y la pasta son la base de la alimentacion, pero probablemente ya las conozcas, y si en esos paises esta aumentando la cardiopatia y obesidad es precisamente por la adopcion de costumbres occidentales como la comida rapida y los procesados en general, no por el arroz. Asi que te aconsejaria que tuvieras cuidado a la hora de difundir esos datos, pues pueden ser recibidos de manera erronea. Una cosa es la ciencia, los picos de insulina y demas...y otra muy distinta es la vida real, donde un plato de paella es tan rico como necesario. Enseñemos a nuestros pacientes a comer bien, no a restringir...y sigamos dejando que nuestros niños disfruten de su bocadillo en los recreos. Un Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu aportación,

      completamente de acuerdo en no llegar a extremos.

      Yo les digo de reducir pan, pasta y arroz a los niños que vienen a mi consulta por problemas de obesidad.
      Al resto de los padres les digo consejos saludables, principalmente reducir la comida procesada. Comida llena de azúcares añadidos y sin fibra (no podrían congelarla, imagínate congelar una naranja) con lo cual, los picos de glucosa y de insulina son brutales.

      Les digo que beban agua, que no beban refrescos y que tampoco se hagan zumos. La fruta, deben de morderla, no beberla. Ninguna fuente de fructosa en la naturaleza existe sin su fibra protectora y está ahí por una razón.

      Y les digo los carbohidratos más saludables: Verduras, legumbres y frutas.
      Les quito el miedo a las demonizadas grasas y les hablo bien de los huevos, de los aguacates, de las nueces y frutos secos, del aceite de oliva, de la mantequilla, del queso, del pescado y de la carne, entre otros.

      Y les digo que, en caso de sobre peso, deberían reducir el consumo de pan y pasta, especialmente. Por supuesto que una paella de vez en cuando es saludable, pero la carga glucémica del arroz es enorme y no debería ser el plato de todos los días.

      En general, con que no tomen comida procesada y eviten zumos y bebidas azucaradas ya tendríamos ganado el 80% del trabajo.

      El resto es ya hilar fino o bien el tratamiento de la obesidad o incluso el del Síndrome metabólico y la diabetes tipo II. A mayor porcentaje de grasa en la dieta, menores necesidades de insulina, mayor pérdida de peso y mejoría de los parámetros metabólicos (aumento del colesterol HDL y descenso de los Triglicéridos).


      La insulina es la clave de todo (cuanto más baja mayor longevidad) y si andamos con montañas rusas de glucemias y de insulina seguiremos con esta incidencia enorme de diabetes. Y es que nuestros páncreas se agotan antes de tiempo porque no les dejamos en reposo!

      Es difícil tener sólo 3 comidas diarias con carbohidratos, pues al pico de glucemia le sigue el de insulina y la hipoglucemia resultante a las 3-4 horas nos invita a comer de nuevo. Así, con 5 o 6 comidas diarias (metiendo almuerzo y merienda) la insulina nunca descansa y la lipolisis está continuamente inhibida.
      Azúcar e insulina son ambos inflamatorios. Cuanto más bajos y sin altibajos tengamos, mejor salud tendremos.

      No existe ningún carbohidrato esencial para el ser humano (aunque estén "todavía" en la base de la pirámide alimentaria "industrial") sin embargo sí que hay aminoácidos esenciales y ácidos grasos esenciales.

      El mito de los carbohidratos en la base de la pirámide costará mucho cambiarlo, pero bueno. Con quitar la comida procesada, el azúcar y los refrescos, ya es un buen comienzo.

      Gracias por tu aportación!
      Jorge

      Eliminar
  8. Que opinas de los copos de avena como desayuno, son CH? que desayunos recomiendas? Gracias por tu labor!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      el tema de los copos de avena son su índice glucémico, muy alto.
      Es difícil desayunar cereales que no tenga un índice glucémico alto.
      Es díficil aguantar hasta la hora de comer sin tomar nada, pues los alimentos con alto índice glucémico elevan muy rápidamente la glucosa y, tras subir la insulina para contrarretar esa subida, la bajada a las 4 horas es incluso mayor que el nivel basal antes de tomarlos, con lo cual tenemos que "tomar algo a media mañana" entre comidas.

      Pero bueno, el tema es que tenemos poco tiempo para desayunar y tomamos comida típica de desayuno cuando podríamos comer restos de la comida del día anterior.

      Pero claro, quién se come unas judías verdes, unas lentejas o algo de pescado por la mañana? O una ensalada con tomate, aguacates, frutos secos, semillas y acetite de oliva generoso?

      Una simple tortilla de 2 huevos y bacon te mantendría sin hambre hasta la comida, con una glucemia estable toda la mañana, sin picos de subida ni de bajada. Pero tener que limpiar la cocina por la mañana... no hay tiempo! Jaja

      Un saludo,

      Jorge

      Eliminar
  9. Jorge!! Con todo lo que dices creo que estoy intoxicando a mis hijas de 1 y 3 años!! Que pauta de desayuno les recomendarias?? Que hay de la clasica papilla de cereales de bebe?? Y que le doy a la mayor....cualquiera le quita las galletas de dinosaurios....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno que tampoco es para tanto.
      Si quieres un poco de ayuda mira este vídeo de alimentación para niños de la nutricionista y bioquímica Olga cuevas:
      https://youtu.be/rdmJamDvyoU

      un saludo!
      Jorge
      enviado desde mi Android

      Eliminar
  10. hola Jorge; espero no abusar con esta pregunta un tanto friki pero es que me interesa porque para mi el zumo de naranja es un verdadero placer. Si exprimimos unas naranjas y, despues de tomarnos el zumo, nos comemos la pulpa que queda en el exprimidor lo estariamos haciendo tan corrextamente como si nos comiesemos las piezas enteras?
    Y, por cierto, no sabes como estoy disfrutando a la vez que experimentando los efectos positivos de sustituir parte de los hidratos que comia antes por grasas(que antes conscientemente reducia o incluso intentaba eliminar).
    Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Un articulo que ha salido hoy en prensa sobre el colesterol

    http://elpais.com/elpais/2016/09/15/ciencia/1473949146_513285.html

    ResponderEliminar
  12. La gran pregunta Jorge es : que desayunas tu ahora ??...lo digo porque esta claro que la mantequilla es buena...pero donde la ponemos ??...esos biscotes duros también son pan no ??.....es para mi la comida mas difícil con este nuevo plan....que haces tu ??...muchas gracias !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo el mismo problema....que co... desayuno?? Jorge abrenos la huella...��

      Eliminar
    2. Hola, Jorge. Lo primero, felicidades por tu blog, todos los temas que abarcas son de lo más interesante!
      Quería preguntarte qué opinas sobre la mezcla de alimentos de cara a rebajar su índice glucémico. Comentabas que los copos de avena tiene un IG elevado, pero en varios sitios web de nutrición, he leído que los copos integrales de avena son junto con la quinoa, de los cereales con IG más bajo....y si los mezclamos con un yogur por ejemplo, podríamos rebajarlo aún más y ser una opción interesante para el desayuno. Qúé opinas de ésto?. Muchas gracias por adelantado!http://www.eufic.org/article/es/artid/indice-glucemico/

      Eliminar
    3. Exacto,
      mezclar los carbohidratos con otros alimentos que tengan grasa retrasa la absorción del carbohidrato y enlentece el pico de glucemia. Mezclando con yogur griego con grasa, aceite de oliva, vinagre, mantequilla, aguacate, etc.

      Eliminar
  13. Hola.
    Esta granola es un excelente desayuno:
    https://www.dietdoctor.com/recipes/golden-low-carb-granola
    Saludos.
    Fernando.

    ResponderEliminar
  14. Hola,
    el desayuno es una comida que solemos hacer regular, porque por falta de tiempo lo inundamos de carbohidratos, cereales, leche, azúcares, etc.

    Si la gente no tuviera que salir pitando a trabajar, podría tomar de desayuno algo no muy distinto a la comida o la cena. No tiene porqué ser leche, cereales, copos de avena o Korn Flakes. Podría ser los restos de la cena del día anterior.

    Los días que trabajo y no tengo tiempo tengo varias opciones.
    A veces no desayuno, dando tiempo a un ayuno más prolongado, dejando más horas la insulina baja (inflamatoria) y me tomo algo al llegar al hospital (leche, fruta entera).
    Otras veces me tomo huevos cocidos o tostada con mantequilla (en algún lugar hay que extender la mantequilla, claro!).

    Los días que tengo tiempo y no voy a trabajar (libranza) me levanto y espero 2 horas a desayunar y entonces me hago una tortilla con huevos y queso y me hago bacon en la sartén.
    O cualquier receta de desayuno de la página web sueca : DietDoctor, como lo que comenta Ferdofu.

    Gracias Fer!

    Un saludo,
    Jorge

    ResponderEliminar
  15. Hola Jorge
    gracias por abrir el melón de la nutrición este verano. He visto muchos de los videos que has puesto y he seguido las entradas con verdadera alegría.
    Por continuar el debate te dejo este post con el que he desayunado hoy
    http://www.huffingtonpost.com/joel-kahn-md/saturated-fat-remains-the_b_12094842.html
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Hola Jorge,
    Sigo tu blog hace muchos años ya que soy un enamorado del esquí de montaña, y me alegro mucho que metas toda esta otra información tan interesante. Nosotros llevamos unos años cuidando nuestra alimentación y la de nuestras hijas y amig@s. Veo que haces unas reseñas de gente muy muy capacitada como puede ser Olga Cuevas (La salud A través de la alimentación). Te animo que empieces A seguir el blog de Elena Corrales, si es que no lo haces todavía, ya que lleva muchísimos años trabajando en todo el tema de la alimentación y la verdad que es un libro abierto. Os animo A todos a que sigáis su blog y que cada uno experimente con su cuerpo. Hay muchas cosas que me pondría A escribir, sobre los lácteos por ejemplo, pero no creo que es el lugar ni el momento. Felicidades por tu blog, otra vez más, y nos vemos en la nieve.

    ResponderEliminar

  17. Por su lealtad DIAMANTE Finance ofrece especialmente la fecha una tasa de interés del 3% de bonificación si desea abrir una nueva cuenta o si desea hacer una solicitud de crédito.
    Para beneficiarse y podría tener información, por favor envía un correo a esta dirección:

    duroumarcel@gmail.com

    Date prisa y abrir una cuenta con nosotros o pedir prestado de crédito de forma segura

    ResponderEliminar